sábado, 22 de julio de 2017

¿VIRGEN DE GUADALUPE EN UNA TORTUGA?

APARECE TORTUGA EN PANAMÁ CON SUPUESTA IMAGEN DE LA VIRGEN DE GUADALUPE
El pequeño animal, que cabe en la palma de una mano, tiene un dibujo en su vientre que los lugareños identifican con la patrona de México.

Los vecinos de un pequeño pueblo panameño no salen de su asombro después de que por sus calles apareciera una pequeña tortuga en cuyo vientre llevaba dibujado una imagen similar a la virgen de Guadalupe, lo que calificaron de milagro, informaron este viernes medios locales.

Según los moradores, el animal deambulaba por las calles de Altos de San Vicente, en la localidad montañosa de Barú, fronteriza con Costa Rica, cuando fue descubierta por una persona que sin percatarse del dibujo regaló el animal a una vecina.

“Es una revelación, yo y muchos la hemos visto y sabemos que es un mensaje que nos está enviando la virgen”, manifestó Mario Espinosa, un vecino del lugar, al canal TVN.

Según las imágenes de televisión, el pequeño animal, que cabe en la palma de una mano, tiene un dibujo en su vientre que los lugareños identifican con la patrona de México.

Desde entonces, la tortuga es visitada por decenas de vecinos, quienes creen que todo se debe a un mensaje divino para aumentar la fe.


“Nos ha unido a muchos en el vecindario que han visto en ella una revelación de hacer las cosas bien y buscar a Dios”, afirmó Fausto Martínez. AFP

miércoles, 19 de julio de 2017

ENCUENTRAN MOMIFICADA A UNA PAREJA QUE DESAPARECIÓ HACE 75 AÑOS EN UN GLACIAR EN SUIZA

LA MONTAÑA ENTREGA SUS SECRETOS DE VEZ EN CUANDO

Ni la muerte logró separarlos. Un glaciar en retroceso reveló dos cuerpos congelados que serían los de una pareja que desapareció hace más de siete décadas. 

La prensa suiza relata que los esposos Marcelin y Francine Dumoulin habían ido a ordeñar sus vacas en la ladera de una montaña en los Alpes cuando se desvanecieron sin dejar rastro el 15 de agosto de 1942.

“Preocupante desaparición” tituló el diario “Le Nouvelliste Valaisan” en su edición del 20 de agosto de 1942. En la publicación, se destacaba que el matrimonio dejó la ciudad de Savièse rumbo a un predio que tenían en la zona de Berna. El diario consignaba también que un equipo de rescate encabezado por el pastor de la parroquia local, reverendo Jean Labbe, fue en búsqueda de los extraviados. “Estamos muy preocupados por su destino”, cerraba el texto, según recopiló Emol, que citó además a Le Confédéré que en su edición del 21 de agosto de 1942 publicó que “en todo el cantón se habla de la desaparición del matrimonio Dumolin, que se fue la mañana del sábado al otro lado de la montaña”. “Se fueron temprano, dejando a los niños en casa, acompañados por algunos agricultores; a continuación, la pareja se fue sola”, explicaba el diario.

Marcelin, un zapatero, tenía 40 años, cuando la pareja desapareció. Y su esposa Francine, una maestra, tenía 37. Agregaba que “esta es una familia unida, que es muy apreciada en la región”. El clan familiar estaba integrado además por los siete hijos de la pareja, donde el mayor tenía 13 años y el menor un año y medio, quien según el texto “espera ansiosamente el regreso de mamá y papá”. En la crónica también se hablaba de la expedición del equipo de búsqueda, el cual estaba compuesto por personal de la policía de Valais, más “dos docenas de alpinistas, guías y escaladores”, quienes iban acompañados por dos religiosos. “El resultado de sus investigaciones no se conoce todavía. Pero la frágil esperanza de encontrar con vida a la pareja desaparece rápidamente”, advertía el medio, que también graficaba la ansiedad que se sentía en ese momento.

El fin de la espera
Todo esto llegó a su fin la semana pasada, con la aparición de los cuerpos. La hija menor del matrimonio, Marceline Udry Dumoulin, de 79 años, dijo que el hallazgo le produjo “una profunda sensación de calma”.“Nos pasamos toda nuestra vida buscando a mi madre y a mi padre”, dijo la hija al diario Le Matin, de Lausana.

La policía local informó que los cuerpos fueron descubiertos la semana pasada en el glaciar de Tsanfleuron, en un macizo conocido como Les Diablerets, en el sur de Suiza.
Un operario del centro de esquí Glacier 3000, encontró los restos de la pareja. El lugar se encuentra a más de 2.600 metros de altura.

El director del centro, Bernhard Tschannen, señaló que además de los cuerpos se hallaron mochilas, platos de metal, una botella de vidrio, un libro y un reloj.
Tshannen cree que la pareja probablemente cayó en una grieta y aseguró que por la ropa podía inferirse que el matrimonio había estado en el hielo entre 70 y 80 años.

“Los cuerpos yacían uno al lado del otro. El hombre y la mujer vestían ropa que data del período de la Segunda Guerra Mundial”, señaló Tschannen al diario Le Matin.
“Gracias al hielo los cuerpos están perfectamente preservados”.

Siete huérfanos
Las autoridades realizarán pruebas de ADN para establecer en forma definitiva la identidad de los restos, pero Marceline Udry Dumoulin cree que se trata de sus padres.
Francine no solía acompañar a su esposo a la montaña porque “pasó gran parte de su vida embarazada y el terreno era muy difícil y agreste”, relató la hija menor de la pareja, que tenía 4 años cuando desaparecieron sus padres.

El matrimonio vivía en Chandolin, una aldea en el cantón de Valais. Los pobladores del lugar realizaron operaciones de búsqueda durante dos meses.
Los siete huérfanos, cinco varones y dos niñas, fueron enviados a vivir con otras familias.
“Yo tuve suerte porque me crió una tía. Aunque todos vivíamos en la zona, perdimos contacto”, señaló Marceline Udry Dumoulin.

Funeral de blanco
“Ya no pensábamos que sería posible dar a mis padres el funeral que se merecen”, señaló la hija. Y cuando el funeral tenga lugar, Udry Dumoulin asegura que no se vestirá de negro. “El blanco es un color más apropiado porque representa esperanza”, señaló. “Y yo jamás perdí la esperanza de encontrar a mis padres”.  Agencias
Foto: Le Matin 
La pareja desaparecida en la montaña

martes, 18 de julio de 2017

EXPERTOS DICTARÁN CHARLA SOBRE LOS RITOS Y TRADICIONES DE LA CULTURA ATACAMEÑA

INTERESANTE CHARLA EL 20 DE JULIO EN CALAMA

La actividad gratuita denominada "Alucinógenos, Rito y Música: El Sistema Religioso Atacameño en Tiempos Prehispánicos", se realizará este jueves 20 de julio a las 11 horas en el salón de la Corporación de Cultura y Turismo de Calama.
Una importante e interesante charla arqueológica y patrimonial se llevará a cabo el próximo jueves 20 de julio a las 11 horas en el Salón Cultural de la Corporación de Cultura y Turismo de Calama, ubicado en el sector del Parque El Loa, en la cual la destacada arqueóloga, Helena Horta y su equipo científico, darán a conocer los avances de la investigación "Estudio Multidiciplinario Sistema Religioso Atacameño: Parafernalia Alucinógena, Cronología y Diferenciación Social".

Dicha investigación se está realizando hace un año y medio en San Pedro de Atacama, estudiando ajuares funerarios del Museo Arqueológico R.P. Gutavo Le Paige S.J. de la Universidad Católica del Norte, gracias a un proyecto del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) y que es financiado por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).
La arqueóloga a cargo de la investigación recalcó que este es un trabajo en equipo compuesto por el químico de la Universidad de Santiago, Javier Echeverría, la bioantropóloga de la Universidad Católica del Norte, Susan Kuzminsky y la arqueobotánica de la Universidad SEK de Santiago, Alejandra Vidal. Además en esta ocasión se contará con la participación especial en la charla de la investigadora argentina Mónica Gudemos, quien se dedica a al estudio de los instrumentos musicales prehispánicos.

"Entre las metas de este estudio figura analizar con distintos métodos que actualmente se llaman arqueometría, análisis específicos de las ciencias exactas para conocer qué dietas tenían o qué alimentos estaban consumiendo, y si hablamos de la parafernalia alucinógena, qué vegetales con contenidos de alcaloides se estaban utilizando en el área atacameña o incluso más lejos, en lo que sería el área Circumpuneña que comprende el noroeste de Argentina y el altiplano sur de Bolivia, la cuenca del río Loa, la costa de Antofagasta y el salar de Atacama", explicó Horta.

La charla denominada "Alucinógenos, Rito y Música: El Sistema Religioso Atacameño en Tiempos Prehispánicos", es organizada por el Área de Museos y Patrimonio de la Corporación de Cultura y Turismo y el Instituto de Antropología y Arqueología de San Pedro de Atacama, unidad académica la Universidad Católica del Norte.

Fuente: SoyCalama

miércoles, 12 de julio de 2017

CON BUENA ASISTENCIA DE PÚBLICO ABRIÓ SUS PUERTAS LA FERIA DEL LIBRO USADO Y DE OCASIÓN

EL LIBRO USADO EN PUNTA ARENAS

En una tradición muy esperada por el público se ha convertido la Feria del libro usado y de ocasión, cuya edición Nº 17 se inauguró ayer en el Liceo San José. A diferencia de otros años, en esta oportunidad la feria no tendrá “competencia”, pues hubo ocasiones en que coincidía con la Feria del Libro “Dinko Pavlov” y eso le restaba público.

Pero ahora, con el inicio de las vacaciones de invierno, el primer día de la feria tuvo una asistencia muy favorable, según evaluó el coordinador de la Asociación de Libreros Independientes Sergio Piña, que ya cumple seis años visitando Punta Arenas, donde se reencuentra con sus clientes, que a estas alturas ya son sus amigos.

Son alrededor de 30 mil las obras literarias que ofrecen los cinco libreros que llegaron en esta edición, con obras para todos los gustos y edades, ya que se puede encontrar desde textos para escolares hasta libros centenarios, pasando por colecciones de revistas (como Estadio, Deporte Total o Mampato). Y más de alguna joya como dos tomos de “La divina comedia” de Dante Alighieri, con ilustraciones de Gustavo Doré, cuya edición data DE 1870

Esa es sólo un ejemplo de lo que los magallánicos podrán descubrir en esta feria, que permanecerá abierta hasta el domingo 23 de julio, de 10 a 20,30 horas, con entrada liberada en Fagnano 550.

 PESE AL ESCASO APOYO LOCAL, REGRESA LA FERIA DEL LIBRO USADO Y DE OCASIÓN

Es una de las actividades más tradicionales del invierno en Punta Arenas, pero no tiene su espacio en la Invernada. Es esperada por mucha gente año a año, y ni así, la Asociación de Libreros Independientes, ha logrado un apoyo financiero, tanto de parte de la municipalidad como del gobierno regional.

La Feria del Libro Usado y de Ocasión, que en sus 15 ediciones ha pasado desde el Colegio Cruz del Sur hasta establecerse en el Liceo San José, vuelve a Punta Arenas, y será inaugurada mañana lunes y se extenderá hasta el 26 de julio, de 10 a 20,30 horas. Con el lema “Punta Arenas lee, la aventura de leer”, como es habitual, la feria presentará textos de arte, antiguos, cómic, novelas, infantiles, libros raros de colección, descatalogados, históricos, entre muchos otros.

Sin embargo, el número de exponentes se ha reducido drásticamente en los últimos años. En 2014 llegaron 10 y ahora sólo serán 6 los libreros que dirán presente en esta versión: José Blanco, Cecilia López, Yunilde Fariña, Sergio Barrera, Rodrigo Viera y Sergio Piña.


Piña precisamente, es el representante de estos libreros, provenientes de la Plaza Almagro y las Torres de Tajamar, en la Región Metropolitana. Recalca que su afán no es competir con la Feria del Libro Dinko Pavlov, que se inaugura igual mañana lunes, sino que ser un complemento, un aporte más. Pero que pese a estas intenciones, desde el municipio no obtuvieron el apoyo que esperaban, por lo que prácticamente debieron autogestionar su visita. “Desde hace dos años hemos hecho gestiones y que a la luz de los hechos, han sido infructuosas, porque nuestra idea era ser incluidos en las actividades de la Feria del Libro, pero no nos han dado la importancia ni estamos dentro de las prioridades. No aparecemos ni siquiera en la programación de la Invernada”, criticó Piña.

El representante de los libreros independientes insiste en que en Punta Arenas, mucha gente los espera. Cada año se establecen contactos para pedidos de libros. “Es una tradición, tengo un cliente de Natales, por ejemplo, que sé que va a aparecer; es un espacio que nos hemos ganado, no es una feria cualquiera. Además, vengo llegando de Iquique y aquí la gente lee más que en cualquier otra parte, por eso es un gusto venir. Hay una cultura de la lectura, que afortunadamente, no se ha perdido, y por eso es reconfortante traer material para la gente, y por eso, creemos ser merecedores de un apoyo más comprometido”, agregó.

Cada uno de los libreros invierte cerca de un millón de pesos, tanto en los pasajes como en el transporte de sus colecciones, sin contar alojamiento y tampoco las pérdidas que les representa dejar sus puestos de venta en Santiago. Pero a pesar de eso, Sergio Piña reitera que vienen con mucho gusto.

De todas maneras, están en conversaciones con el Consejo de la Cultura y las Artes, así como con la Dirección de Bibliotecas, Dibam, para postular a fondos y ejecutar un proyecto el próximo año. “Hay políticas estatales de fomento de la lectura, y esta feria se enmarca en esta política”, finalizó Piña, esperanzado en que ésta sea una oportunidad para continuar con estas visitas y no cortar un vínculo con los lectores de la región.

Fuente: La Prensa Austral


martes, 11 de julio de 2017

SOBRE FALSIFICACIONES DE ARTE

UNA COLECCIÓN DE ARTE MEXICANO PARA TIRAR A LA BASURA

Un centro de arte de San Francisco descubre que el 96% de su colección prehispánica es irrelevante o falsa

Lo malo de encargar un informe es que te lo hacen, se suele decir en política. Algo así debieron de pensar los responsables del Museo Mexicano de San Francisco cuando recibieron en junio un informe de un experto en arte maya sobre su colección de arte prehispánico. Solo 83 de las más de 2.000 piezas que poseen tienen calidad para ser expuestas en un museo de ámbito nacional. El resto (casi el 96% de la colección) son irrelevantes o son directamente falsas.

Estas son las conclusiones del arqueólogo Eduardo Pérez de Heredia, experto en el mundo maya cuyo informe de 14 de páginas es citado por el diario local San Francisco Chronicle, que a su vez recogió la historia de un diario de barrio, Mission Local. Se trata del primero de los estudios que el museo va a hacer para verificar el origen y la calidad de sus más de 16.000 piezas, según este diario.

 “Me quedé sorprendido”, dijo al Chronicle Andrew Kluger, responsable del Museo Mexicano. “Creí que teníamos más piezas de calidad". Este informe era una condición del instituto Smithsonian, con el que el pequeño museo tiene un acuerdo desde 2012.

El Museo Mexicano de San Francisco empezó con una pequeña colección en 1975 y a lo largo de los años se ha nutrido de donaciones particulares. Actualmente, planea mudarse a una nueva localización. Esta nueva sede ha costado 86 millones de dólares (75 millones de euros) que han tardado cuatro años en reunir. “Esta espectacular colección es única en el país e incluye arte prehispánico, colonial, popular, arte mexicano y latino moderno y contemporáneo, y arte chicano”, según su web.

Respecto a la colección prehispánica, la web añade que “comprende las culturas mesoamericana, centroamericana y peruana, que se extienden por 2.500 años de historia”. Se trata de “más de 2.000 piezas que ofrecen buenos ejemplos de vasijas, objetos ceremoniales, herramientas, ornamentos personales y relieves de grandes culturas antiguas, que incluyen las civilizaciones teotihuacana, maya, zapoteca, colima e inca”.

Esa colección, el 96% de la cual es falsa o imposible de verificar, se ha construido en las últimas cuatro décadas a base de donaciones hasta de 50 fuentes distintas que no se han autentificado, explica Kluger. “Pasa constantemente que los museos aceptan piezas de hijos que no las quieren”. El museo nunca funcionó como un verdadero museo de nivel internacional. “Aceptaban todo”.

Esa política de no mirar, sin embargo, se acabó con la colaboración con el Smithsonian. Los museos pequeños afiliados a esta institución pueden recibir obras en préstamo y, a su vez, prestarlas al Smithsonian, por lo que se les exige un nivel internacional. La política del Mexican Museum de San Francisco ha cambiado y ahora ya rechazan algunas donaciones, declara Kluger.

A las 83 piezas auténticas (jarras, vasijas, ornamentos...) se suman otras 87 de una reciente donación particular que sí han sido verificadas. "La buena noticia es que tenemos 170 piezas prehispánicas con calidad para un museo", explicó Kluger al diario de San Francisco. "La mala es que tenemos que decidir qué hacemos con las que no dan el nivel".

Foto arriba: Figuras de la colección prehispánica del Museo Mexicano de San Francisco.MEXICANMUSEUM.ORG

fUENTE: el pAÍS