martes, 29 de noviembre de 2016

LA FE BAHÁ'Í PORTEÑA

SER UNO MÁS ENTRE LOS BAHÁ'Í: ¿EL PUNTO DE INFLEXIÓN DE LOS SIN FE?

Acompáñenos en un recorrido al interior de una de las religiones más nuevas del planeta. Y a una celebración de sus creyentes en Valparaíso. Porque si ya lo probó todo y nada lo convence, quizás ésta pueda ser su última oportunidad.

Foto: Bahaullah

Aló. "¿Realmente te gustaría conocer la Oración por dentro?" Al otro lado de la línea -tras mi interés-, uno de sus feligreses clave en la V Región, Hamid Dehghan-Manshadi, ingeniero iraní con años en el país, persuade. Y yo a lo mío: medirme a una de las religiones más desconocidas del Planeta, la Bahá'í.

Pero en él, su pausado timbre vocal llama al sosiego. Sin más, la invitación de Hamid, quien maneja una imprenta en avenida Colón, que salió de la antigua Persia a los 19 años para servir a su fe y que tiene cinco hijos -todos bahá'í-, está cursada.

Hasta hace poco, desconocía la existencia a fondo de esta doctrina. También la trascendencia de sus templos. Con estos alicientes y la presencia en Chile del último de ellos, decido empaparme del bálsamo espiritual. También conocer en persona a sus fieles.

Hablamos de una fe que acaba de inaugurar un apoteósico templo -el octavo en el Mundo-, el mismo que parece flotar a unos 30 metros por encima del suelo en plena precordillera capitalina, en el sector de Peñalolén.

Un lugar cargado a las vibras que deslumbra con sus nueve alas monumentales de vidrio que enmarcan un espacio para que todos sean bienvenidos a orar. Un lugar que sólo el domingo antepasado registró a más de 4 mil curiosos que ingresaron por alguno de sus nueve intervalos. Porque el nueve en los bahá'í significa unidad, belleza y perfección.

Lejos de aquel domo cuya luz es capturada desde su cúpula por paredes de mármol traslúcido al reflejo de una mega fuente -que vimos en terreno- hoy estamos en Valparaíso.

Desde adentro

Miércoles 2 de noviembre. Pasadas las 18:00, el amplio salón en el club Alemán porteño en Salvador Donoso congrega a una multitud de bahá'ís de la zona que bordea las 50 personas. Todas ávidas de regocijo. Y de paz. Aquí nadie está por sobre el otro. Nadie porta etiqueta o distintivo. Igualdad, aducen.

De entrada, los abrazos ablandan el camino. Algo similar a lo percibido hace unas semanas en aquella esfera capitalina de silencio levantada para la reflexión. La misma que permite respirar calma. Y tal vez empezar a creer.

La fe Bahá'í tiene una teoría envolvente. En realidad, la mayoría de las religiones tienen teorías atractivas si no se cuestiona la iluminación de los que dicen haber sido iluminados. En este caso, afirman que todos los profetas conocidos a lo largo de la historia, desde Moisés a Buda o Jesús, todos son la misma persona. Todos son la representación de Dios en distintos momentos de la Humanidad.

Y el último de ellos es Baháu'lláh (Gloria a Dios). Algunos ortodoxos deben alucinar con esta afirmación, pero los bahá'ís se muestran tranquilos. Colaboran con el Consejo de Naciones Unidas, con la Unicef, y a no extrañarse si en tu comunidad: tienen vocación de servicio.

Los bahá'ís son recatados. Estadísticamente, cuesta encontrarlos, a no mediar de una medallita al cuello. El Islam anota 1.500 millones de fervientes. El cristianismo cuenta con 1.300 millones de creyentes. De todos modos, de los seis millones de bahá'ís repartidos por el globo (y que en Chile representan ya seis mil), hay uno que puede escenificar estos ideales.

Se trata de Sergio Aparicio, quien a sus impecables 89 años, viene de Viña y luce frente a mí tan lúcido como su manual al habla. Tiene dos hijos.

La primera vez que don Sergio escuchó el llamado fue entre los "cowboys sureños" (como llama a los huasos a espuela) y al calor de una cocina a leña en su Temuco natal. Allí proyectaba en su mente un rascacielos de diseño poco ortodoxo que emergía de una revista que cayó a sus manos: no era más que el templo Bahá'í de Wilmette, cerca de Chicago, en Estados Unidos, uno de los tres que hay en América (el otro está en Panamá).

Paréntesis. Los restantes templos están en Alemania, Australia, India, Samoa Oriental y Uganda. El santuario en la ciudad de Haifa, en Israel, se debe peregrinar al menos una vez en la vida. Y es allí, en su centro mundial, en donde se financia esta fe a través de los fondos internacionales bahá'ís que contribuyen -y redistribuyen- a través de las donaciones, todas anónimas.

De vuelta, don Sergio -quien peregrinó dos veces a Israel- comprendió que aquel discurso contemporáneo, el '¡Dios, Uno es!' de la revista, resumía la esencia de todo. El ADN del ser bahá'í: la unidad de la Humanidad, la ciencia e investigación libre de la verdad, paz universal por un gobierno mundial, abandonar prejuicios y supersticiones, igualdad de derechos y oportunidades entre las mujeres y los hombres, educación universal obligatoria, abolición de los extremos de pobreza y riqueza, un idioma universal, y el fundamento de que todas las religiones son sólo una.

"Los nueve lados representan cada una de las iglesias universales. Entonces, por cualquier puerta que uno ingrese, al final, se encuentra con un solo salón… o sea, un solo Dios. Eso, más el simbolismo de la unidad, fue lo que me cautivó", ratifica don Sergio, a pesar que viene saliendo de una pena: su esposa noruega (también Bahá'í) con 59 años de matrimonio, falleció.

Sergio Aparicio estuvo en el Congreso Mundial Bahá'í, en Nueva York, en 1992, con 30 mil feligreses reunidos para el centenario del fallecimiento del profeta Baha'ú'llah. También es el último miembro de la Primera Asamblea Nacional de Mujer Bahá'í de Chile que, a propósito, tuvo a la norteamericana Marta Root en 1919 como pionera en introducir el "bahaismo" al país.

Para Aparicio, su fe se resume en servir al próximo y amor a Dios. Su madre, Rosa Caro, fue miembro de la Primera Asamblea Espiritual Bahá'í de Valparaíso, en la década del '50 y la tercera de Chile (antes las hubo en Santiago y Punta Arenas).

A su lado, se acerca Hamid Dehghan-Manshadi, mi contacto. "Cada ser humano debe vivir la religión y su vida en un equilibrio", añade quien naciera en Teherán y hoy lleva 25 años en Valparaíso. "Aquí nadie te impone, uno decide. Trabajamos la fe en base a metas", complementa Hamid con la seguridad de que la vida de servicio es superior a todo.

En la V Región hay movimiento Bahá'í. En promedio, fluctúa entre 300 y 500 miembros, de acuerdo a Hamid, pero para él, "esta fe no tiene proselitismo y tampoco le interesa ganar adeptos; solo contar con gente que se apegue a nuestro nuevo modelo de civilización. Es un capítulo más de la religión de Dios, que es uno solo, al igual que la religión".

Concepción Vega me desliza sus manos de porcelana. Lleva 60 años como Bahá'í, "el tiempo justo", dice. Es de Valpo pero vive en Quilpué. Cuenta que ha hecho mucha labor de servicio, incluso en comunidades indígenas.

La fe bahá'í entre sus creyentes, a primeras, se muestra transparente, como la mirada que me clava la señora Victoria, de Barón. "Aquí son todos bienvenidos", me reitera en dicha ocasión. Misma sintonía que se repite con todos quienes, amistosamente, se acercan para saludar. Hacerme uno más. Tal vez hasta convencerme.

La ceremonia durará cerca de una hora, y en ella, se celebrará el natalicio de Baha'ú'llah (en 1817), quien encadenado en aguas fecales vio la revelación: creyó ser el profeta. De allí al exilio donde fundó el Bahá'ísmo y su libro de revelaciones. Un día antes, conmemoraron en Viña el natalicio del antecesor, el Báb (La Puerta): generó una nueva religión (Babismo, del Islam).

En corto, tras tomar ubicación en una corrida de sillas, se da la bienvenida. No hay ritos. Luego, se suceden oraciones. A continuación, se pasa a un asunto devocional (hay música celestial de fondo) para cerrar con reflexiones. Al final, el ameno y contundente refrigerio.

Rezos Al noreste

Pero es en las oraciones donde nutren la fe. Sus prédicas van en dirección al noreste donde está la tumba del profeta Baha'ú'llah, en Tierra Santa. Mientras todos están en pie con la cabeza agachada, nueve personas, entre mujeres y hombres de diversas edades, leerán salmos. Alguna cantará. El mensaje es claro: proclaman igualdad, unidad y respeto entre distintos cultos y distintas razas.

Cualquiera puede animarse a liderar la ceremonia. Pero es uno, Mo'in, hijo de Hamid, quien toma la palabra delante de todos. También maneja el power point; con la imagen en pantalla narra la historia de su religión, el profeta y misión como comunidad por el orbe. Su relato conmueve. Mucho.

A mi lado, en primera fila para no perder detalle, está Víctor Herrero, académico, de Santa Inés, casado y con dos hijos. Me susurra que en Punta Arenas un gringo con un panel que decía 'Un solo Dios, una sola Humanidad', captó su atención. "Yo era católico. Hoy soy Bahá'í".

Roxana Aedo es de Valparaíso. Joven profesora de inglés, es Bahá'í de nacimiento por sus padres. "La comunidad Bahá'í de Viña y Valpo son en su mayoría adultos mayores. En Santiago se agrupan los más jóvenes: ellos allí sirven en el templo capitalino".

Aedo cuenta que en la zona se reúnen en sus propias casas o en sedes sociales. La idea es compartir, sin ritos. Esas reuniones se denominan "fiestas de 19 días". Se realizan una vez al mes (cada 19 días). También cuentan con reuniones devocionales en lugares públicos, como en el Club Alemán de Valparaíso, jueves, a las 20 horas.

Ahora es turno de la cena. Los manjares al bocado tipo bufet permite hincarle el diente al tema más allá de lo religioso.

Definitivamente es una atractiva alternativa.

Guillermo Ávila N. - La Estrella de Valparaíso




lunes, 28 de noviembre de 2016

INVESTIGAN SUCESOS PARANORMALES EN ANTIGUA CASONA DE VALPARAÍSO

RECONOCIDA VIDENTE PORTEÑA FUE CONTACTADA POR LOS DUEÑOS DE POPULAR VIVIENDA DEL CERRO ARTILLERÍA. SEGÚN SU RELATO, EN EL LUGAR EXISTEN UNA SERIE DE ESPÍRITUS QUE DEAMBULAN "DESDE EL MÁS ALLÁ".

La hermosa casona antigua que observa pasiva toda la bahía de Valparaíso desde su privilegiada ubicación en el cerro Artillería, continúa siendo un atractivo con cierto halo de misterio tanto para los porteños como para los turistas y visitantes que se hipnotizan ante su presencia.
Y es que desde su construcción, entre los años 1908 y 1909, por los italianos Arnaldo Barison y Renato Schiavon -los mismos arquitectos del Palacio Baurizza y la Biblioteca Santiago Severín-, la morada produce intriga.
El informativo del flyer del restaurante "Polanco Cuatro Vientos", que hace dos meses abrió sus puertas al público, afirma que la casa fue un encargo de un alto funcionario de la Aduana. Todo para aprovechar la visibilidad de la bahía y el puerto.
Tras años de historia familiar, la propiedad fue expropiada durante la dictadura, pasando a ser ocupada por militares.
Hoy, el nuevo restaurante, bar y cafetería -que tiene una propuesta gastronómica nacional de alta categoría- la rescató de su soledad.
La casona fue completamente remodelada en su interior. La idea es aprovechar el espacio y -junto al restaurante- utilizarlo en eventos y escuela de talleres, donde la gente aprenda a crear sus propios huertos, entre otras instancias culturales y educativas para la comunidad.
¿Portal de espíritus?
Aún así la casona no pierde su misterio. ¿Qué secretos guardará entre sus paredes con vigas de roble?
La tarotista y vidente porteña Zulemita asegura que en el interior de la propiedad se registran sucesos que calificarían como paranormales. Incluso aventura que hay "un portal" por el cual "transitan los espíritus". De hecho, la experimentada vidente afirma que le está haciendo una "limpieza" a la casona para que "sus fantasmas se liberen" y continúen su camino hacia otro plano espiritual.
"Es una casa muy potente porque cuando yo entré había muchas almas de gente que había sufrido mucho. Incluso vi personas vestidas de gris, ellos tienen una fuerte presencia en el lugar. También vi mujeres desnudas. Y por lo que me he ido enterando, puede que en su momento la casa haya sido utilizada como prostíbulo", afirma Zulemita.
Agrega que ella fue contactada por las personas que hoy están a cargo de la casona, debido a que se escuchaban constantes ruidos, de cosas que se movían en los distintos niveles de la edificación.

Hechos paranormales
"Yo fui contratada para realizar una limpieza del lugar. Es así que he ido descubriendo que en cada piso hay una sensación distinta. Por ejemplo, en el último piso me encontré con personas que parecían militares. Estaban reunidos. Y la energía era fuerte. Si tú tratabas de caminar, te frenabas. Como que no podía dar un segundo paso", relata la tarotista.
Y agrega: "Además, me llamó la atención una pareja que circula constantemente por toda la casa. Ellos son espíritus muy pasivos y tienen un fuerte sentimiento de arraigo con la casona".
Zulemita cuenta que en el primer nivel predominan los bailes, las risas y las juntas. "Entonces yo tengo que limpiar el lugar para que esas almas tengan descanso y se liberen de este plano", dice.
La vidente incluos afirma que cuando transitaba por el último nivel de la casona -el más hostil, según su parecer-, una fuerza paranormal la quiso empujar por las escaleras. "Si no es porque estoy con un par de amigas que me acompañaban en ese momento, creo que me habría caído. Aunque en las últimas limpiezas la casa está mucho mejor", señala la especialista.

Fuente: La Estrella de Valparaiso
             Nicole Valverde S.
http://45.56.121.188/vistas/11/92213.gif


viernes, 25 de noviembre de 2016

LA ULTIMA YAGAN

"HACE 20 AÑOS HABLÉ POR ÚLTIMA VEZ EN MI LENGUA"


CRISTINA CALDERÓN LE ENSEÑA A HABLAR EN SU IDIOMA A UNA DE SUS NIETAS


Fuente: Las Ultimas Noticias (25.Nov.2016)


martes, 22 de noviembre de 2016

VIDENTE PREDIJO EL TRIUNFO DE DONALD TRUMP Y AHORA TIENE UN MAL PRESAGIO

DESERET TAVARES LA VIDENTE DE LAS CARTAS MALAS PARA TRUMP 

Dos meses antes de que se llevaran a cabo las elecciones presidenciales de Estados Unidos cuyosresultados fueron de los más sorpresivos e impredecibles de la historia, la vidente Deseret Tavares predijo que el magnate iba a ganar la presidencia, durante una entrevista televisiva.

Los conductores del programa Un Nuevo Día, de Telemundo, le preguntaron a Tavares cómo veía la carrera del candidato republicano y el futuro de los inmigrantes, a lo que respondió que a última hora, él iba a salir con “una carta guardada”.

“Es muy probable que él gane la presidencia”, sostuvo la mujer y tranquilizó a los latinos diciendo que “nos va a ayudar con una reforma migratoria, donde él sí va a cumplir y reestructurar el campo financiero”.

Después de que se cumpliera su predicción con el triunfo del magnate, el 10 de noviembre el programa volvió a consultar a la vidente y ella fue más lejos en sus presagios. Agregó que en sus cartas nunca vio “una deportación masiva” sino una reforma que agilizará las cosas y ayudará a las personas que están esperando resolver trámites migratorios.

Y lo más impactante es que Tavares lanzó una predicción sobre el final de Trump. “Las cartas me dicen que es muy probable que él tenga un atentado, incluyendo la muerte”, dijo a los conductores del programa.

“A él las cartas le marcan asesinato”, continuó y detalló que el hecho podría suceder durante un acto público al aire libre y ser perpetrado por “una persona joven de como 34 años”, no del Medio Oriente sino americana, “de pelo oscuro o castaño”. 


Tavares, quien se mostró preocupada por sus visiones sobre el futuro mandatario, tiene un historial de aciertos que estremece y en Los Ángeles es conocida como “la vidente de las estrellas de Hollywood”. Por ejemplo, predijo el infarto y muerte del cantante Juan Gabriel, acertando incluso el mes en que sucedería el fallecimiento. 

El Nuevo Herald
Laura Rivera - Miami

lunes, 21 de noviembre de 2016

CHILOTESOY Y LA CUEVA DE QUICAVI

CHILOTESOY


El dominio WEB Chilotesoy https://www.facebook.com/chilotesoy/ reproduce uno de los trabajos sobre la "Cueva de los brujos de Quicavi" de nuestro miembro del IIEE de Chile, Sergio Alcayaga.

Chiloé y su entorno sigue llamando la atención de los investigadores, sus mitos, leyendas, y experiencias personales de quienes han pisado estas tierras deja marcado a más de uno.

El trabajo presentado por nuestro amigo Sergio Alcayaga, se puede seguir en nuestra WEB pues tiene varias partes, además es uno de los más leídos en la WEB del IIEE.

Consultar más sobre este tema: http://www.iiee.cl/r_cueva_quincavi.html




jueves, 10 de noviembre de 2016

BAHÁ'ÍSMO EN CHILE: DONDE LA FE ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE

CASA DE ADORACION EN PEÑALOLEN

La Estrella se sumergió en una de las religiones más desconocidas del planeta y que hoy tiene un imponente templo en Santiago, una cúpula . Empápese de su mensaje de unidad y discurso de igualdad

Dicen que de tanto intentar, la sabiduría brota. Si usted ya lo probó todo y nada, tal vez esta sea su última carta. La fe de creer en algo. Para siempre.
La carretera sinuosa obliga a fijar la atención. A nuestro objetivo se puede acceder por nueve entradas situadas a intervalos. El escenario es desconcertante: sobre la colina, que evoca la ondulada geografía de Los Andes, asoma el templo Bahá'í de Sudamérica, cuna de la unidad entre los seres y el respeto entre las religiones. Hace unos días fue su apertura oficial y ceremonia de dedicación, a 14 kilómetros de Santiago.
Los bahá'íes se refieren a los templos como Casas de Adoración, pero la esencia es la misma… acercarse a la conciencia de Dios, acercarse al universo. Nosotros, mientras tanto, nos acercamos al templo. Llegamos. Las paredes blancas del santuario no tienen adorno, regla en ellos. Sólo en la cúpula resaltan letras escritas en dorado de la estrella de Baháù`lláh.
La luz natural se cuela desde arriba. Bajo esta especie de pirámide circular, el reflejo resalta a una veintena de jóvenes en pie. En eso, uno de ellos, a capella, emite un canto: "Sois los primeros en ser creados por espíritus. Y los primeros en inclinarse hacia él…". A continuación, una chica lee un salmo, que aquí los hay estampados en sus muros. Silencio.
Luego, el angelical eco de una voz femenina: "Dios es suficiente para mí. Él es el que satisface todo". Tras cartón, el armonioso coro. Algunos de los presentes en la corrida de asientos -en madera de nogal y cuero- de más adelante, a la misma altura del atril, ladean cabeza. Otros oran. Hay silencio. Paz...
El bahá'ísmo, con cerca de 7 millones de fieles en el mundo, aquí muestra credenciales: es la segunda religión monoteísta independiente más extendida del mundo. Sus miembros incluyen mujeres y hombres de dos mil etnias y tribus, de más de 259 territorios soberanos. Y no es todo: tiene registro como ONG desde 1948 en las Naciones Unidas.
Nacida en 1844 en la antigua Persia (hoy Irán), de la mano de un comerciante conocido como Báb -en árabe, La Puerta-, su principal profeta fue el religioso Baháù`lláh ("Gloria de Dios"). Preso y encadenado a estar de pie en aguas fecales, en aquel momento Baháù`lláh tuvo la revelación: creyó ser el profeta del que hablaba el Báb. Al abandonar la prisión, comunicó a todo el mundo que él era la manifestación de Dios. Así, en exilio, fundó el Bahísmo y el Kitab-i-Aqdas, el libro de las leyes de la revelación.
Adiós imágenes
Seguimos en la Casa de Adoración Bahá'í de Sudamérica, ubicada en Diagonal Las Torres 2000, Peñalolén. En Chile, el mensaje de Bahá'u'lláh se escuchó por primera vez en 1919, cuando una bahá'í norteamericana lo transmitió por el país. No fue hasta 1950 cuando la comunidad obtuvo su primer reconocimiento legal a través del Consejo Local Bahá'í de Santiago. Hoy, a nivel nacional, cuentan con casi 6 mil seguidores.
Leon Tolstoi, el novelista ruso, era Bahá'í. Kahlil Gibran, poeta y autor del 'Profeta', era Bahá'í. Dizzy Gillespie, famoso jazzista, era Bahá'í. Que quede claro: a la interna, no hay ritos, líderes, ni personas visibles. Acá cada cual debe llegar a la verdad, como una búsqueda personal.
En esa línea, el templo chileno (octavo del mundo y tercero en el continente americano) goza de una superficie construida de 1.200 m2. Impresiona. Sus 30 metros de alto por 30 de diámetro, intrigan.
Los otros templos repartidos geográficamente se encuentran en Alemania, Australia, India, Samoa Oriental, Uganda, Estados Unidos, Panamá y el santuario en la ciudad de Haifa, Israel, al que deben peregrinar al menos una vez en la vida.
Detrás de este templo, la cordillera de Los Andes. De frente, Santiago y su amplia panorámica. En seis hectáreas de terreno -que haría la envidia de una cancha de golf- e inmaculados jardines al goteo rodeados de especies nativas, con reforestación para seis mil árboles, se justifican los 15 años que les tomó edificar una mega construcción a prueba de sismos. Bajo lupa, estas 83 hectáreas de propiedad en total parecen proporcionales a los 30 millones de dólares en financiamiento de la obra. Monto que provienen de los mismos Bahá'í dispersos por el mundo.
Por fuera, el blanco del Templo irradia vibra: su vidrio fundido enaltece la ornamentación. Por dentro, la cubierta es de mármol traslúcido tratado en una cantera portuguesa. La estructura de metal forjada al bronce, resalta entre más vidrio. Al medio, nueve extensas lámparas iluminadas al natural se adosan a la cúpula divina.
El nueve en los Bahá'í significa mayor amplitud, perfección y belleza. Algo común a todos sus templos. La idea: que todos se sientan bienvenidos y reflexionen sobre la realidad espiritual de la existencia humana. Como un ovni estacionado en los faldeos cordilleranos, la ovalada imagen está diseñada arquitectónicamente de acuerdo a sus expertos para resistir 400 años.
Al costado del templo, una extensa fuente -a modo de nueve espejos de agua- busca reflejar los cambios de la luz a través del día. Para su arquitecto, el canadiense Siamak Hariri, de Hariri Pontarini Architects, "este edificio toma vida con la luz. Eso se refleja en los espejos de agua", frase que toma eco en Juan Grimm, paisajista chileno a cargo del jardín tipo Edén. "Mezclar el paisaje: que sea uno solo", dice.
Cerca de él, Eduardo Rioseco, de la comunidad Bahá'í Chile, agrega: "Es la más joven de las religiones independientes del mundo. Dios hay uno solo".
Voces de esperanza
Si preguntas a un Bahá'í, todos dirán lo mismo. Para pertenecer no hay ningún tipo de ritual, no tienes que hacer nada. En el momento que aceptas la fe y enseñanzas, ya lo eres. Puedes venir aquí y participar en las oraciones. De martes a domingo.
En 2002, el ministerio de Justicia reconoció a la fe Bahá'í como religión independiente en Chile, según Ley de Cultos. Actualmente existen Bahá'ís de Arica a Punta Arenas. Pertenecen a diversos grupos étnicos, económicos y sociales. Proyectan programas de empoderamiento espiritual para jóvenes y círculos de estudio: combinan reflexión con acciones de servicio en educación, salud y medioambiente.
Resulta complicado distinguir a un Bahá'í. No suelen llevar ningún símbolo. Salvo alguna pequeña estrella de Baháù`lláh al cuello.
Pancho Amenábar derrocha carisma. A sus 67 años, como músico que es, hace poco deslumbró con un concierto en el Teatro Oriente. Allí aplicó disciplina en el salterio, un instrumento persa de 120 cuerdas y que dio origen al piano en el 1500 AC.
Nacido al alero de las ex oficinas salitreras al interior de Iquique, un día, hace 46 años en Madrid, se hizo Bahá'í: "Está formada por personas de todas las etnias, religiones y condición social", dice. Una fe que según Naciones Unidas es la que más crece en el mundo. "Hoy soy judío, cristiano, budista, musulmán, hinduista. Dios es absoluto. La religión es relativa".
Admirado, su lente no le quita mira a la cúpula. "Es una obra de arte", señala. Francisco González, gráfico español, a sus 56 años, de joven era católico. Hoy Bahá'í. Su mentor, el carismático Pancho Amenábar. En los '90 materializó su proyecto, un libro llamado "Arquitectos de Unidad", donde grafica los siete templos Bahá'í en el mundo.
Daniela Zárate está encargada de la oficina de asuntos externos de la comunidad en Chile. Para ella, Dios es uno: "Somos parte de un solo proceso, de una gran familia. Lo que trasciende es el alma".
En este caso, afirman, que todos los profetas conocidos de la historia, desde Moisés a Buda, Jesús a Yahvé, todos son la misma persona. En el Bahá'ísmo se prohíbe el consumo de alcohol, drogas, partidismo político. Miran de reojo el tema homosexual. Uno de los principios Bahá'í más seductores es la protección a los animales. También la ciencia. A pesar de ello, el aborto no es considerado opción.
Los matrimonios interraciales están permitidos, aunque se castiga el adulterio. Igual la pereza, ¡hay que trabajar!, acotan. Y en eso estamos, tratando de aferrarnos a una fe... quizás la última esperanza.

Guillermo Avila - La Estrella


martes, 8 de noviembre de 2016

LANZAN LIBRO QUE RECOGE LAS PARTICULARIDADES QUE HACEN ÚNICO A CHILOÉ

EL DESARROLLO DE LA OBRA CONSIDERÓ EL APORTE DE 16 INVESTIGADORES Y 20 FOTÓGRAFOS.

Dos años de recolección de información y fotografías fue el tiempo que costó que el libro "Chiloé" viera la luz. Se trata de una iniciativa conjunta del Banco Santander y el Museo Chileno de Arte Precolombino y que en treinta años ha dado como fruto 31 textos.

Ayer se realizó el lanzamiento de la publicación, la que resume el trabajo de 16 investigadores y 20 fotógrafos y que recorre seis mil años de historia del Archipiélago y la vida de antiguos navegantes de los mares chilotes.

Ricardo Álvarez, Renato Cárdenas, Jannette González, Rodney Strabucchi, Marijke van Meurs y Rodolfo Urbina son algunas de las personas que aportaron su trabajo para el desarrollo de esta obra de 345 páginas, divididas en 21 capítulos.

En este sentido, Gema Swinborn, gerenta de relaciones institucionales del Banco Santander, sostuvo que "esta es una relación muy antigua que tenemos con el Museo de Arte Precolombino de cerca de tres décadas, hemos hecho 31 libros y este corresponde a Chiloé y dijimos 'tenemos que ir allá a hacer el lanzamiento porque se merece que la cultura salga de Santiago y que vayamos a otros lugares'".

Además, la ejecutiva explicó que "es un libro que abarca desde la prehistoria, los primeros habitantes hasta la actualidad; entonces, es un libro bastante transversal en su contenido, son varios autores, muchos de ellos locales y otros especialistas de Santiago".

Carlos Aldunate, director del Museo Chileno de Arte Precolombino, fue también quien actuó como editor del texto que fue lanzado ayer en el Centro de Ocio, en el sector castreño de Huenuco, en la península de Rilán.

"Lo que nos entusiasmó de este libro fue tratar de descubrir la particularidad, la originalidad que tiene Chiloé dentro de la cultura de Chile", afirmó la misma fuente, sumando que "esto lo estudiaron biólogos, geólogos, historiadores, antropólogos, arqueólogos; a través de todos estos estudios uno descubre por qué Chiloé tiene esta cosa tan particular".

DONACIONES

Tres mil son los ejemplares que considera la primera edición del libro "Chiloé" que será distribuido gratuitamente en algunas instituciones de la provincia. Además, otro número será vendido por el Museo Chileno de Arte Precolombino una vez que se cumpla el tiempo que determina la Ley de Donaciones Culturales. "Primero tenemos que donar unos 300 o 400 libros y queremos que muchos queden aquí", sostuvo el director del museo, Carlos Aldunate.

Fuente: La Estrella de Chiloé
Carolina Larenas Faúndez