martes, 5 de febrero de 2019

VISITAN LA EXTRAÑA ISLA QUE LA NASA VIO SURGIR DE LA NADA HACE CUATRO AÑOS


LA EXPEDICIÓN HA DESCUBIERTO QUE HUNG TONGA-HUNGA HA'APAI, EN EL PACÍFICO SUR, ES DIFERENTE A LO QUE MOSTRABAN LOS SATÉLITES

En diciembre de 2014, un volcán submarino en el Reino de Tonga, en el Pacífico sur, estalló escupiendo al aire una enorme cantidad de rocas, cenizas y vapor. Los satélites captaron una nube de material de 30.000 pies de altitud (9 km) que obligó a desviar el tráfico aéreo en la zona. Unas semanas más tarde, en enero de 2015, esas cenizas se asentaron dando lugar a una nueva isla con una cumbre de 120 metros. La isla nació en medio de otras dos más antiguas y fue bautizada como Hunga Tonga-Hunga Ha'apai por el nombre combinado de sus vecinas. Casi cuatro años después, una expedición científica ha viajado a ese extraño mundo efímero y ha descubierto que es algo diferente a lo que se percibía en las imágenes satelitales.

La «isla bebé» de Tonga es bastante inusual. Es la tercera originada por erupción en los últimos 150 años que ha sobrevivido a la erosión de las olas del océano más de unos pocos meses. La mayoría desaparecen muy pronto, pero los investigadores creen que esta podrá durar entre seis y 30 años. Además, resulta fascinante porque su formación puede dar pistas sobre cómo los paisajes volcánicos interactuaban con el agua en el antiguo Marte.

Dan Slayback, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, es uno de los investigadores que ha estado observando la nueva isla desde su nacimiento. Su objetivo es tratar de hacer un modelo 3D de su forma y volumen a medida que cambia con el tiempo para comprender cómo consigue ser tan resistente a la erosión del océano. Pero las imágenes de satélite no podían contárselo todo, así que se embarcó en una expedición para ver la isla con sus propios ojos, explican en un blog de la NASA.

A su llegada el pasado octubre el científico se encontró con algo inesperado. La isla resultó ser diferente a lo que creía. Las observaciones satelitales parecían mostrar que en su lado sur tenía playas poco profundas donde poder atracar. Sin embargo, las calas resultaron ser demasiado empinadas y las olas demasiado grandes para llegar con facilidad. Por este motivo, el equipo navegó por la costa del norte más tranquila y tomó mediciones GPS de la ubicación y elevación de las rocas y otras formaciones erosivas visibles en la imagen del satélite.

Un barro misterioso
«Todos parecíamos niños mareados», afirma Slayback sobre su visita. Pronto se dieron cuenta de que el terreno, cubierto por una molesta grava negra que les hacía daño al caminar, no era tan plano como parecía por satélite. También les llamó la atención la arcilla que sale del cono, de color claro y pegajosa. «No sabíamos realmente qué era, y todavía me desconcierta de dónde viene. Porque no es ceniza», señala. Además, los investigadores pudieron observar cómo la vegetación ha comenzado a echar raíces en el istmo que conecta la isla con su vecina, y los parches probablemente sembrados por excrementos de aves en el flanco del cono volcánico. Una lechuza hizo una aparición sorpresa (probablemente llegó de una de las islas más antiguas y con vegetación) y también pudieron verse cientos de charranes que se habían refugiado en los acantilados que rodean el lago del cráter.
Vegetación en el istmo plano de Hunga Tonga-Hunga Ha'apai. El cono volcánico está en el fondo

Toda la isla se derrumba
Utilizando una unidad de GPS de alta precisión, los investigadores tomaron alrededor de 150 mediciones para tratar de averiguar cuál es la auténtica elevación de la isla. «Realmente me sorprendió lo valioso que era estar allí en persona para hacer esto», explica Slayback. Una característica que resultó reveladora fueron los profundos barrancos de erosión que corren por el lado del cono volcánico. «La isla se está erosionando por la lluvia mucho más rápido de lo que había imaginado. Nos centramos en la erosión en la costa sur, donde las olas lo están derrumbando, lo que está sucediendo. Pero toda la isla está cayendo. Es otro aspecto que queda muy claro cuando estás parado frente a estos enormes barrancos. Bueno, esto no estaba aquí hace tres años, y ahora tiene dos metros de profundidad», señala.

De vuelta en Goddard, los investigadores está procesando los nuevos datos y desarrollando un modelo 3D más realista de la isla, que usarán para averiguar su volumen y la cantidad de ceniza y material volcánico que brotó del respiradero a lo largo del borde de la caldera submarina abajo. Todavía quedan grandes preguntas, por ejemplo, cómo se ve el fondo marino poco profundo alrededor de la isla y si los procesos hidrotérmicos pueden solidificar el material y permitirle resistir la erosión durante las próximas décadas. Slayback espera volver el próximo año para encontrar más respuestas. ABC


lunes, 21 de enero de 2019

UN LIBRO RARO - CODEX SERAPHINIANUAS


CODEX SERAPHINIANUS: EL PERTURBADOR LIBRO QUE AÚN NADIE HA PODIDO ENTENDER QUÉ ES LO QUE DICE


Dentro de la amplia variedad de libros que podemos encontrar actualmente, hay uno que llama particularmente la atención.

Se trata del Codex Seraphinianus, una obra que, al parecer, se trata de una enciclopedia visual de algún mundo desconocido, y en el que podemos encontrar todo tipo de fantásticas criaturas.

Su autor es el artista, arquitecto y diseñador industrial italiano Luigi Serafini, quien lo creó entre 1976 y 1978.

Está escrito en un extraño lenguaje que hasta el día de hoy no ha podido ser descifrado. Los expertos creen que su sistema de escritura fue diseñado especialmente para la obra.

Si bien no se ha podido comprender cómo funciona el lenguaje del texto, se han descubierto algunas claves que podrían ayudar a cumplir con este objetivo.

Por ejemplo, todo hace suponer que está basado en los sistemas de escritura occidentales, es decir, con filas cuyo sentido van de izquierda a derecha. Además cuenta con mayúsculas y minúsculas.


En 2009, Serafini señaló que no existía un real significado oculto detrás de su escritura. En ese sentido, agregó que su intención era la de simular la sensación que tienen los niños pequeños al hojear un libro, el que aún no pueden entender aún cuando para los adultos sí tiene un significado.

Pero como si el incomprensible lenguaje empleado no bastara, el Codex viene además con una serie de dibujos bastante detallados que obligan al lector a escarbar en lo más profundo de su imaginación.

Hechas también por Serafini, las ilustraciones generalmente son representaciones surrealistas de diversos aspectos de la cotidianidad.

Una pareja teniendo sexo que poco a poco se van transformando en un caimán, así como también una extraña operación presenciada por esqueletos son sólo algunos de los dibujos que aparecen en la obra.

Además podemos encontrar seres mitad caballo, mitad cuncuna, aunque también hay otros diseños más sencillos como mapas o rostros humanos.

Al respecto, el filósofo y académico estadounidense Douglas Hofstadter ha señalado que muchas de las ilustraciones son “grotescas y perturbadoras, pero otras son visionarias y de gran belleza”.

“La inventiva que tuvo para llegar a todas estas concepciones de una tierra hipotética es asombrosa. Algunas personas con quienes he compartido este libro les resulta atemorizante o perturbador, de alguna manera”, agregó.

No obstante, advierte, pareciera ser un libro hecho sencillamente “para glorificar a la entropía, el caos y lo incomprensible”.

Tal como recoge un artículo de revista Paula, fue publicado por primera vez en 1981, e incluye 360 páginas que rápidamente llenan de intriga al lector.

Hasta hace algunos años encontrar un ejemplar era un tanto complicado. No obstante, al notar el interés que generaba, la editorial italiana Rizzoli decidió lanzar una reedición que trabajó junto al autor y que posee nuevas ilustraciones.

Pero no sólo eso, ya que además incluye un nuevo capítulo en el que Serafini explica cómo llegó a crear esta extraña obra, aunque siempre con un toque de misterio. Según mencionó, simplemente siguió las indicaciones que le dio un gato de la calle a través de la telepatía.

Bautizado como “el libro más raro del mundo”, el Codex Seraphinianus sin duda se ha transformado en un objeto de culto. ¿Llegaremos algún día a saber qué es lo que exactamente dice? Sólo Serafini lo sabe


Biobochile.cl
Por: Camilo Suazo


miércoles, 16 de enero de 2019

NUEVOS RESTOS DE SACRIFICIOS MASIVOS DE NIÑOS EN EL ANTIGUO PERÚ


EL HALLAZGO DE OTROS 132 RESTOS ÓSEOS AUMENTA A 269 LOS MENORES VÍCTIMAS DE RITUALES DE LA CIVILIZACIÓN CHIMÚ

El hallazgo de 132 restos óseos de niños en el norte de Perú eleva a 269 las víctimas del mayor sacrificio ritual de menores en la historia que tuvo lugar hace 550 años en el distrito de Huanchaco, situado en la región La Libertad de la provincia de Trujillo.

El equipo liderado por el arqueólogo Gabriel Prieto y financiado por National Geographic ha descubierto los nuevos restos en la misma zona de Pampla La Cruz donde en 2018 fueron exhumados los huesos extraordinariamente bien conservados de otros 137 niños de entre 5 y 14 años que fueron sacrificados durante la civilización Chimú, según informa el diario El Comercio y la agencia de noticias Andina.

«En este caso se trata de cuatro eventos de sacrificios, que van desde el año 1200 a 1520; es decir, uno cada 100 años, que se realizaron durante todo el apogeo de la civilización Chimú. Esto nos demuestra que incluso con la conquista inca, los chimúes continuaron con sacrificios humanos», precisó Prieto a El Comercio.

En este mismo lugar se hallaron además restos óseos de tres adultos y de 260 llamas jóvenes, que se suman a los de 206 de estos animales andinos desenterrados desde que comenzaron las excavaciones en la zona en 2011.

Los arqueólogos han comprobado con sorpresa que algunas de las osamentas de los niños conservan casi intacto su cabello e incluso, uno lleva un tocado de plumas de guacamayo, tela de algodón y delgadas trenzas de lana. «Lo extraordinario es que hemos encontrado un conjunto de 10 tumbas y aparentemente de niños de la élite Chimú porque fueron enterrados con artefactos y vestidos pintados. Incluso hemos encontrado semillas de ishpingo y tocados con plumas de aves exóticas de la selva en excelente estado de conservación», detalla Prieto al diario peruano.

Para los expertos, la presencia de estas semillas y plumas revelan el comercio activo que existía entre las sociedades que vivían en la costa peruana y las selváticas.

Las víctimas tenían marcas de corte profundo, de forma horizontal, infligidas de un solo golpe en el esternón de los niños, a la altura del corazón y que habrían sido realizadas por un pesado cuchillo de cobre que fue encontrado recientemente, con una especie de sonajero en su mango, según describe la agencia Andina.

Prieto sospecha que esta masacre ritual tuvo algo que ver con el fenómeno climático de El Niño, ya que el grosor del barro en el que han sido hallados los restos revela que hubo lluvias muy intensas y esas precipitaciones solo se registran en esta árida costa cuando El Niño azota Perú.

Este alto número de niños que representan el futuro de la sociedad habría sido la ofrenda más preciada, un alto precio con el que se pretendió detener las lluvias torrenciales y las inundaciones. Ahora los investigadores tratan de averiguar si las víctimas consumieron algún brebaje antes de morir que sometiera su voluntad. ABC

viernes, 11 de enero de 2019

OTRA TEORÍA MAS SOBRE LA UBICACIÓN DE LOS MOAI


ISLA DE PASCUA: CIENTÍFICOS RESUELVEN EL MISTERIO DE LA UBICACIÓN DE LOS MOÁI
Un estudio señala que las famosas estatuas demarcaban los lugares donde los habitantes de la isla podían beber agua dulce.

Un equipo de investigadores liderado por el profesor Carl Lipo, de la Universidad de Binghamton en Nueva York, afirmó que descubrió el secreto detrás de la ubicación de los moáis en la Isla de Pascua. El estudio correspondiente ha sido publicado en la revista PLOS ONE.

Según recoge "The Guardian", los especialistas analizaron las ubicaciones de 93 plataformas megalíticas llamadas ahu, sobre las que se sitúa la mayoría de estas famosas estatuas. El equipo se centró en la parte este de la isla, donde importantes recursos de diferentes tipos estaban bien mapeados: las rocas, el agua dulce, lugares de cultivo y sitios de pesca. Al final, llegaron a la conclusión de que las estatuas se encuentran cerca de las fuentes de agua dulce.

Según comentó al respecto Carl Lipo, "esto demuestra que las ubicaciones de las estatuas no son un extraño lugar ritual: los ahu y los moáis representan un ritual en el sentido de que tienen un significado simbólico, pero están integrados en la vida de la comunidad".

El autor del estudio agregó que el agua potable es esencial para las comunidades, y caminar kilómetros para beber un trago no es práctico. "Harías cosas cerca del agua dulce", sostuvo. Además, su hallazgo explica por qué los moáis se encuentran tanto en la costa como en el interior de la isla. 

Estudios anteriores sugirieron que la ubicación de las estatuas de la Isla de Pascua pudo haber sido elegida por la cercanía a recursos clave, pero este equipo afirma que su trabajo es el primer intento de analizar estas hipótesis. Agencias

miércoles, 5 de diciembre de 2018

IMPORTANTE HALLAZGO EN BALNEARIO DE SANTO DOMINGO - CHILE


HALLAN OSAMENTA DE PERSONA QUE HABRÍA VIVIDO EN CHILE HACE MÁS DE 1.200 AÑOS

Por orden del Ministerio Público, fue personal de la Brigada de Homicidios de la PDI de San Antonio quienes comenzaron las primeras pericias a estos restos.

Un número aún indeterminado de huesos humanos de larga antigüedad fueron hallados en medio de la construcción de una vivienda particular en el balneario de Brisas de Santo Domingo, en la comuna del mismo nombre.

Este descubrimiento fue realizado por trabajadores de estas faenas, quienes avisaron a Carabineros. Luego, y por orden del Ministerio Público, fue personal de la Brigada de Homicidios de la PDI de San Antonio quienes comenzaron las primeras pericias a estos restos.

Cultura Bato

Tras percatarse de la antigüedad de estos restos, la PDI contactó al actual director del Museo de Historia Natural de San Antonio y ex visitador del Consejo de Monumentos Nacionales, José Luis Brito, para comenzar a trazar una hipótesis sobre el posible origen de este hallazgo. 

Brito señalo Radio Bío Bío que este hallazgo podría tratarse de restos propios de la cultura precolombina Bato, que habitó este sector hasta alrededor del año 800 después de Cristo. Además, se asemejaría a las características de un hallazgo arqueológico realizado a inicios de la década del 2000 en las cercanías de ese sector.

Ahora, estos restos humanos serán analizados por especialistas del Consejo de Monumentos Nacionales, para así determinar su origen, real antigüedad y destino final. Además, se ordenó a las personas a cargo de la construcción particular donde se realizó este hallazgo, proteger el área donde se encontraron estas osamentas, para así garantizar que no se provoque algún grado de destrucción a otras piezas bioantropológicas que puedan permanecer en ese lugar.