martes, 8 de septiembre de 2020

DESCUBREN DECENAS DE TUMBAS CON "GIGANTES" DE LA ÉPOCA BIZANTINA

¿EXISTIÓ UNA RAZA DE GIGANTES?


El hallazgo ha generado incertidumbre en los investigadores rusos, pues no logran explicar el hallazgo de restos óseos de gran tamaño.

Arqueólogos rusos descubrieron una necrópolis con al menos 27 tumbas que tienen esqueletos "parecidos a restos de gigantes" y que datan de la época del Imperio Bizantino, en la ciudad de Kerch, en la costa este de la península de Crimea.

Según consigna RG, las labores dieron con cerca de 30 entierros, en los que encontraron restos óseos de adultos y niños.

De igual manera, entre algunas de las pertenencias de las personas enterradas se encontraron pendientes de bronce con colgantes de vidrio, brazalentes de bronce, fragmentos de cinturones de cuero y cabellos humanos.

Sin embargo, la incertidumbre de los arqueólogos se ha posado sobre los entierros, pues los cajones miden unos 2,3 metros de largo y hay esqueletos que es de casi dos metros, algo que sería una anomalía y que aún no es explicado por especialistas, pues una persona adulta alcazaba a medir 1,6 metros en esa época.

"Lo más sorprende es que aquí están enterradas las mismas personas que visitaron el templo de Juan Bautista", dijo el subdirector del departamento de protección de monumentos del Museo Histórico y Cultural de Crimea Oriental, Vladímir Frolov.

De pronto, se siguen realizando investigaciones para dar con mayores detalles sobre el increíble hallazgo.  Fuente: Mundo

martes, 11 de agosto de 2020

SOBRE FAKE NEWS Y EL CORONA VIRUS

ESTUDIO SOBRE LOS BULOS DEL CORONAVIRUS: BEBER ORINA DE CAMELLO U 800 MUERTOS POR INGERIR METANOL

El estudio solo analiza informaciones hasta principios de abril, pero ha identificado 2.300 bulos en 25 idiomas de 87 países

La revista científica American Journal of Tropical Medicine and Hygiene ha publicado un sorprendente estudio, ya revisado, en el que se analiza el alcance y la relevancia de las fake news sobre el coronavirus.

A pesar de que solo se analizan informaciones entre finales de diciembre de 2009 y principios de abril de 2020, la incipiente pandemia ya dejaba 2.300 informes de rumores, estigmatización de víctimas y sanitarios o teorías de conspiración en 25 idiomas de 87 países.

Se trata de lo que la OMS denomina como 'infodemia', es decir, una "sobreabundancia de información, algunas precisas y otras no, que dificultan que las personas encuentren fuentes de información confiables".

El estudio ha sido realizado por un equipo mixto de científicos sociales y expertos en enfermedades infecciosas, y concluyen haciendo un llamamiento a los gobiernos para combatir la desinformación desacreditando las afirmaciones falsas y colaborando "con las empresas de redes sociales para difundir la información correcta". Y es que el análisis muestra el importante caudal de bulos que circulan especialmente por Facebook y Twitter, pese a los incipientes intentos de ambas compañías para combatirlos.

Excentricidades, muertes y ataques violentos a colectivos
Entre las más de 2.000 noticias falsas encontramos algunas tan excéntricas como la ingesta de orina de camello con cal o la de orina de vaca para curar el coronavirus. Pero existen bulos que realmente causan graves daños y muertos, como se vio posteriormente con las declaraciones del presidente norteamericano, Donald Trump, presentando el desinfectante como una medicina contra el COVID. En esos primeros meses circuló por todo el planeta el rumor sobre los poderes curativos de beber metanol. Un rumor que, al menos, ha provocado 60 casos de ceguera, 5.900 hospitalizaciones y hasta 800 muertes.

El estudio también muestra los peligrosos efectos de la estigmatización de colectivos como los profesionales sanitarios encargados de salvar vidas o personas con rasgos u orígenes asiáticos, con los que se relacionan al menos 26 ataques violentos.

En su conjunto, el informe muestra que la temática de los bulos estaba relacionada con transmisión y mortalidad (24%), medidas de control (21%), tratamiento y cura (19%), causa de la enfermedad incluyendo el origen (15%), violencia (1%), y varios (20%). Fuente: El Plural

viernes, 12 de junio de 2020

EN CHILE: UNICA FAMILIA VIVIENDO EN UNA ISLA AL FIN DEL MUNDO EN TIEMPOS DE PANDEMIA


CHILE:  SU LOCA GEOGRAFIA Y SU ABNEGADA GENTE

Desde diciembre pasado, el alcalde de mar, Ariel Barrientos, y la profesora de Lenguaje y guardaparques, Nataly Lagos, viven en isla Hornos, comuna de Cabo de Hornos, en la provincia Antártica Chilena, junto a sus tres hijos y una mascota. A mediados de marzo dejaron de recibir gente masivamente y hoy detallan cómo habitan en esta zona insular mientras en varias partes del planeta se propaga el coronavirus.  Ambos entregan consejos al resto de la sociedad respecto a una de las principales medidas a seguir y que han estado realizando hace casi seis meses: el aislamiento social

El matrimonio, sus tres hijos -de 6, 4 y 2 años- y una perrita como mascota, componían la única familia viviendo en esta isla reconocida mundialmente por ser uno de los puntos geográficos más australes de América -sólo superado por islas Diego Ramírez-, donde además se encuentra el mítico Cabo de Hornos en su zona más meridional.

El Faro Isla Hornos o Faro Cabo de Hornos fue inaugurado el 17 de noviembre de 1991 en el extremo sureste de la Isla Hornos, a una altura de 57 metros sobre el nivel del mar. Su importancia radica en que se trata del punto más austral del archipiélago fueguino y sirve como referencia a los buques que eligen esta ruta de navegación como alternativa a la del estrecho de Magallanes. 

Fotos Ignacio Palma
Por Ignacio Palma - Gobernación Antártica Chilena
La Prensa Austral

NOTA: Para leer completo este interesante reportaje hacer link en: