jueves, 16 de marzo de 2017

SOBRE FAWCETT Y SU DESAPARICIÓN EN EL AMAZONAS

PRONTAMENTE EN EL CINE

Adaptación del libro de no-ficción sobre el Coronel Percy Harrison Fawcett, un explorador británico que desapareció junto a su grupo en 1925, cuando intentaban encontrar la ciudad perdida del Amazonas denominada "Z". Durante los siguientes 70 años, numerosos exploradores han intentado seguir los pasos de Fawcett, incluyendo una expedición de aventureros brasileños en 1996.
Recomendamos a nuestros lectores leer el articulo Fawcett en https://www.iiee.cl/r_fawcett.html escrito por Raúl Núñez para ir adentrándose en la increible aventura de este explorador británico.

martes, 14 de febrero de 2017

DETENIDO UN HOMBRE POR PASEAR DISFRAZADO DE HITLER EN LA LOCALIDAD NATAL DEL LÍDER NAZI

DENUNCIADO POR APOLOGÍA DEL NAZISMO

Un hombre de 25 años fue detenido este lunes por la policía en la ciudad de Ried in Innkreis, en el estado federado de Alta Austria, por ir por la calle disfrazado como el dictador nazi Adolf Hitler, informa la agencia de noticias APA.

La fiscalía austríaca había reclamado su detención después de que surgieran el pasado fin de semana informaciones en los medios locales sobre un hombre peinado y ataviado como Hitler en Braunau, la ciudad natal del dictador nazi, situada también en Alta Austria.

Un portavoz de la policía de Alta Austria indicó a APA que el hombre "no se resistió" durante el arresto. La policía se mostró "aliviada" por la detención del hombre, que iba a ser interrogado este lunes.

El detenido, que será denunciado por apología al nazismo, fue trasladado al centro penitenciario de Ried. El diario "Oberösterreichischen Nachrichten" había informado el sábado sobre un "doble de Hitler", quien fue observado en una librería mientras hojeaba revistas sobre la Segunda Guerra Mundial.

En un bar que solía frecuentar, el hombre dijo que se llamaba "Harald Hitler".

Al menos una vez el mismo hombre habría posado para una fotografía delante de la casa natal de Hitler en Braunau.


El uso de símbolos del nacionalsocialismo está prohibido en Austria, país que fue anexionado por el Tercer Reich en 1938.

Fuente: El Periodico de Catalunya

miércoles, 8 de febrero de 2017

DARWIN Y EL ANÍS DEL MONO

EL ROSTRO DEL CIENTÍFICO MÁS FAMOSO DE TODOS LOS TIEMPOS LLEVA MÁS DE CIEN AÑOS APARECIENDO EN LA ETIQUETA DE LA POPULAR BEBIDA

El día 12 de febrero se cumplen 208 años del nacimiento de Charles Darwin, el padre de la Teoría de la Evolución y probablemente el científico más importante (y discutido) de todos los tiempos. Siempre de actualidad, las teorías de Darwin siguen estando en la base de una de las polémicas científicas más agrias y duraderas de la Historia. Una polémica que, ya en sus tiempos, no se limitó a los despachos y las reuniones de sesudos hombres de ciencia, sino que bajó hasta la calle, tal y como atestiguan distintas pruebas impresas apenas unos años después de la formulación de la famosa teoría. Y es que el rostro de Darwin lleva más de cien años apareciendo… en las etiquetas de las botellas de Anís del Mono.

Para los que no se hayan dado cuenta todavía del detalle, aquí van unas sencillas instrucciones. Tómese una foto de Charles Darwin (basta con teclear su nombre en Google para que aparezcan varias). Y compárese después la foto con la etiqueta de cualquier botella de Anís del Mono, uno de los símbolos (junto con el toro de Osborne, el “sol y sombra” y el carajillo), que más y mejor reflejan las costumbres de este nuestro país durante muchas décadas. El parecido es asombroso, sí. Y, por supuesto, no se trata de una casualidad.

Puede que nunca lleguemos a estar del todo seguros de las auténticas razones que impulsaron a los hermanos Bosch a colocar a Darwin, con cuerpo de mono, en las etiquetas de su ya más que centenario anís. Pero ahí está. Desde 1898, año en que fue elegido el cartel (realizado por el pintor modernista Ramón Casas), el rostro del científico más famoso del mundo aparece en todas y cada una de las botellas del anís más famoso de España.

Algunos sostienen que no fue más que un intento de ridiculizar al científico, el primero que se atrevió a decir que el hombre descendía de los monos, precisamente en el momento (finales del XIX) en que el debate sobre sus ideas era más violento. Y al parecer, los hermanos Vicente y José Bosch, los dueños de la fábrica de anís de Badalona, no eraan precisamente partidarios de la teoría de la evolución de las especies. Darwin, por otra parte, también apareció por esos años (en 1871) caricaturizado y con cuerpo de chimpancé en una célebre ilustración publicada por la revista Hornet.

Aunque otros defienden, sin embargo, todo lo contrario. Que los Bosch aprovecharon el debate para publicitar su marca de anís como “la más evolucionada”. De hecho, si uno se fija bien, el mono de la etiqueta sostiene un papel en su mano derecha en el que se puede leer lo siguiente: “Es el mejor. La Ciencia lo dijo y yo no miento”. Sobran comentarios…

No faltan tampoco los que dicen que lo del mono se debe a algo mucho más simple. Al parecer, la mascota de la fábrica (un monito traído de América) se hizo tan popular en Badalona que los paisanos iban expresamente a verle “donde el anís del mono”. Y con ese nombre se quedó por fin el producto estrella de la compañía. (Por cierto, la fábrica alberga una exposición que se puede visitar y en la que hay una vidriera con el “Darwin-mono”)

Finalmente, hay quien asegura que la idea no estaba reflejada en el cartel de Ramón Casas (al parecer, el mono de la etiqueta original no tenía facciones reconocibles) sino que fue añadida después por el grabador Salas, a la sazón suegro de Vicente Bosch…

Sea como fuere, lo cierto es que el rostro de Darwin lleva más de cien años apareciendo en las dichosas etiquetas. Y, con independencia de la intención que lo llevó hasta ellas, ningún homenaje al científico se puede comparar a éste. Más de un siglo de publicidad gratis… Más de uno, seguro, firmaría por menos de la mitad…

ABC
JOSÉ MANUEL NIEVES

martes, 7 de febrero de 2017

FAMOSO LIBRO EXTRAVIADO HACE MÁS DE UN SIGLO APARECIÓ EN UN RINCÓN DEL MUSEO DE HISTORIA NATURAL

LA OBRA "SOBREVIVIÓ" A TODO TIPO DE EMERGENCIAS INCLUIDOS SIETE TERREMOTOS

Tras pasar 130 años perdido en uno de los tantos rincones del Museo de Historia Natural, fue recuperada la versión original en alemán de la obra magna del científico y director del museo durante la segunda mitad del Siglo XIX: "Los fósiles terciarios y cuartarios de Chile", un bello libro con delicadas ilustraciones.

Para situarnos temporalmente, habría que decir que la ballena que se encuentra en el centro del salón central del Museo Nacional de Historia Natural, data de 1895.  El esqueleto del cetáceo fue instalado ahí por el director del museo de entonces, el naturalista alemán Rodulfo Philippi Krumwiede, un conocido y valorado científico de la época que mantuvo correspondencia con Charles Darwin, Claudio Gay, Alexander von Humboldt y el entonces director de la Universidad de Chile, Ignacio Domeiko.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, Philippi abarcó diversas disciplinas como zoología, entomología, botánica, malacología, geología, mineralogía, biogeografía, climatología y arqueología, quedando su obra registrada en más de 500 artículos científicos.

Durante este periodo de gran producción científica, el naturalista trabajó en el catálogo de diferentes fósiles encontrados durante sus  exploraciones en terreno que abarcaron el norte como el sur de Chile. Esta investigación dio como fruto el libro Los fósiles terciarios y cuartarios de Chile, la obra magna del científico alemán.

Pese al cuidado que tuvo el autor y al delicado trabajo de ilustración, tres ejemplares originales del libro se extraviaron y así permanecieron durante 130 años, hasta que unos estudiantes revisaron uno de los rincones olvidados del museo y encontraron varias páginas sueltas de lo que parecía ser la obra perdida.

Tras un intenso trabajo de búsqueda, compaginación y comparación acuciosa con el documento en su versión original, Leonardo Pérez, curador del Área de Paleontología del MNHN, explica que dieron con la famosa investigación.

"Noté la existencia de varias láminas originales de la obra de Philippi que se encontraban en un rincón algo dispersas. Decidí tomar acción, 'sospechando' que el material tenía un valor significativo. La sorpresa fue grande cuando la estudiante en práctica Camila Soto, de la carrera de Geología de la Universidad de Concepción, finalizó la revisión y compaginación, resultando que de aquellos lotes había al menos tres ejemplares completos de la obra en su versión en alemán", cuenta.

Las láminas estaban prácticamente prístinas y en una condición de excelencia, considerando el tiempo y la cantidad de desastres naturales y cambios que ha sufrido la institución desde que se instalara en el edificio ubicado en el Parque de Quinta Normal en Santiago.

Paradójicamente, el olvido favoreció a que este trabajo fuese rescatado en un óptimo estado de conservación. Los textos y láminas bellísimamente detalladas «sobrevivieron» a siete terremotos de gran magnitud (1906 Valparaíso; 1928 Talca; 1958 Las Melosas; 1965 La Ligua; 1970 Valparaíso; 1985 Santiago; 2010 Cobquecura-Concepción). Cabe señalar que el último sismo provocó el cierre de MNHN durante dos años.

La obra fue editada oficialmente en español y alemán por encargo del Gobierno de Chile en la ciudad medieval que vio relucir a Johann Sebastian Bach: Leipzig. No se sabe realmente si alguna de las versiones precede a la otra y, aunque el idioma nativo de R.A. Philippi (alemán) sugiere que esa versión se ajustaría con más precisión a la intención y descripciones del autor, no se cuenta con evidencia de que haya sido, la versión alemana, la primera en ser impresa.

Fuente: El Mostrador