miércoles, 6 de noviembre de 2019

FALLECE EL EXCENTRICO ASTROLOGO PUERTORRIQUEÑO WALTER MERCADO

LA MILLONARIA FORTUNA DE WALTER MERCADO ¿QUIÉN LA HEREDARÁ?
A los 87 años después de una extensa y polifacética carrera en la que destacó en la televisión entre los latinos de Estados Unidos.
Walter Mercado falleció a los 87 años después de una extensa y polifacética carrera en la que destacó en la televisión entre los latinos de Estados Unidos, figura que será siempre recordado por su icónica frase "Pero mucho, mucho amor".
El astrólogo dijo adiós a la vida el 2 de noviembre entre una fortuna millonaria. El sitio Celebrity Net Worth (informa estimaciones de los activos totales y las actividades financieras de las celebridades) dio la información.
El puertorriqueño tenía un valor neto de $ 10 millones en el momento de su muerte. Esta cifra toma en cuenta sus inversiones financieras y el valor de sus colecciones de arte.
Además, Mercado se mostraba en la televisión exuberantes joyas y capas extravagantes, cuyo costo comenzaba desde los 900 dólares. El programa  'Un nuevo día' accedió a la casa del boricua en 2017
                                      ¿QUIEN SE QUEDA CON LA FORTUNA?

El Diario NY reseña que las sobrinas del astrólogo, Ivonne, Betty, Aida y Dannette Benet, quienes eran parte de su equipo laboral, se encargarán del testamento.
De hecho, ya informaron que Mercado dejó hecho el Horóscopo de predicciones para 2020. Ellas se harán cargo de las entregas diarias del horóscopo.
Ivonne se encargará de convertir la casa de Walter en un museo, ya que ese era su anhelo. De hecho, hasta ella terminará el libro sobre la vida del astrólogo que él dejó inconcluso.

MÁS DE WALTER 

Mercado era mejor conocido por sus apariciones en televisión como astrólogo. Antes de ser uno famoso, estudió canto y se convirtió en uno de los bailarines más prolíficos de Puerto Rico.
De hecho, Walter actuó en las telenovelas puertorriqueñas y hasta tenía su propia escuela de artes dramáticas llamada Walter Actors Studio 64. 

jueves, 31 de octubre de 2019

SOBRE LA FESTIVIDAD DE HALLOWEEN


CÓMO UNA FIESTA AGRÍCOLA SE CONVIRTIÓ EN EL FENÓMENO GLOBAL DE HALLOWEEN
En 'La muerte sale de fiesta', el escritor David J. Skal explica el origen y la evolución de una celebración pagana que hoy es una poderosa arma de colonización cultural

En todos los grupos humanos existen mitos que conforman su identidad y ayudan a su cohesión. Por ejemplo, ese que rige la sociedad estadounidense y que habla del “sueño americano”. “A los estadounidenses nos educan con la idea de que, por el mero hecho de serlo, tenemos derecho a convertirnos en lo que queramos. La promesa de transformación personal es parte importante de nuestra mitología cultural. Por eso, muchos estadounidenses, entre los que me incluyo, mencionan Halloween como su fiesta favorita. Ese día intentamos demostrar que el mito es cierto, disfrazándonos de monstruos como Drácula, una de cuyas características es cambiar de forma, como si también persiguiera el sueño americano”, explica David J. Skal por correo electrónico.

Nacido en Ohio en 1952, Skal es “experto en la cultura del horror”, título obtenido gracias a sus conocimientos sobre el terror clásico de Hollywood, la vida y obra de Bram Stoker o sus ensayos sobre cultura popular, como Monster show y Halloween. La muerte sale de fiesta. Este último, recién publicado en España por EsPop, explica el origen, evolución e influencia de esa fiesta, cuyo origen se remonta a ritos paganos vinculados al ciclo agrícola.

“Las tradiciones relacionadas con las estaciones y las cosechas existen en todas las sociedades. En el caso de la cultura occidental, la iglesia cristiana primitiva trasladó de fecha muchas de sus celebraciones más importantes para hacerlas coincidir con antiguas fiestas paganas. Hoy las llamamos Halloween y Navidad, pero todo fue parte de ese esfuerzo por convertir a los paganos al cristianismo”.

Además de su vínculo con la naturaleza o la religión, Halloween tiene un marcado carácter subversivo. Durante una noche, los papeles se trastocan, el monstruo —el diferente— abandona su escondite y los niños atemorizan a los adultos con su “truco o trato”. “Halloween tiene muchas similitudes con antiguas celebraciones europeas como la Fiesta de los locos en la que, por un día, los plebeyos se vestían como reyes y el orden social se invertía. A principios del siglo XX, en Estados Unidos era común que los niños blancos se pintaran de negro y viceversa. Aunque hoy en día los disfraces raciales son tabú, a la gente le gusta aprovechar cualquier oportunidad para desinhibirse y Halloween permite convertir esas ganas de romper las convenciones sociales en un ritual controlado”.

Entre otros muchos temas, La muerte sale de fiesta analiza cómo la corrección política ha influido en Halloween, fiesta en la que casi todo estaba permitido. El autor relata casos de universidades que aconsejan a sus estudiantes no disfrazarse de personas con discapacidad o de otras culturas, medida que expulsa de la fiesta turbantes, mutilaciones, sombreros mexicanos, parches de pirata o ropas de mendigo.

No obstante, el mayor peligro al que estuvo expuesto Halloween en esa cruzada por la corrección se produjo en 2001. Semanas después de los atentados del 11-S, muchos estadounidenses pidieron suspender las festividades, por considerar que las bromas sobre muertos eran una afrenta a las víctimas. Otra parte de la población, sin embargo, alegó que el terrorismo no iba a condicionar sus vidas ni la corrección política su libertad de expresión y, no solo se pusieron turbantes y chilabas, sino que completaron el disfraz con máscaras de Bin Laden, que arrasó en ventas ese año. El País

martes, 24 de septiembre de 2019

SOBRE EL TERSORO DE ISLA JUAN FERNANDEZ EN CHILE


HOLÁNDES TIENE SEIS MESES PARA HALLAR EL TESORO DE JUAN FERNÁNDEZ

Tras dos décadas explorando la isla, Bernard Keiser iniciará nueva búsqueda del supuesto botín perdido en un parque protegido. Apoyo del Gobierno desató críticas.

A fines de los años 90' el aventurero holandés Bernard Keiser inició una travesía con sus ojos puestos en el mar de Chile, específicamente en el archipiélago de Juan Fernández, donde según una antigua leyenda se habría perdido un tesoro en el siglo XVIII, y que este empresario europeo está decidido a encontrar.

La historia popular señala que este supuesto botín reposa en algún sector de Puerto Inglés, en la isla de Robinson Crusoe, dentro de un parque nacional, y que entre el oro, joyas y piedras preciosas que posee el avalúo alcanzaría a unos US$ 10.000 millones. Sin embargo, a la fecha nadie lo ha visto, ni siquiera el mismo Keiser que lleva dos décadas explorando la zona sin resultados.

Pero el entusiasta lo volverá a intentar nuevamente, luego de alcanzar un acuerdo con Conaf para intervenir con maquinaria pesada 400 metros cuadrados del área protegida. Esta decisión fue dada a conocer a inicios de septiembre y le dará seis meses de plazo para confirmar definitivamente si existe el tesoro.

"Es adecuado ponerle término a esta historia sabiendo, en un plazo máximo de seis meses, si hay restos históricos o no", señaló a radio Cooperativa el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, quien respaldó públicamente la medida e intervino en el diálogo para validar la solicitud del permiso.

Pese al respaldo estatal, el protocolo levantó criticas por el posible impacto que podría provocar a la biosfera del parque. Con ese argumento dos diputados del Frente Amplio solicitaron ayer un pronunciamiento de la Contraloría sobre el acuerdo, mientras que el exDC René Saffirio no descartó una acusación constitucional contra el ministro.

Incluso el Consejo de Guardaparques de Chile vinculó la renuncia del director de Conaf en Valparaíso, Pablo Mira, a una posible oposición de éste al proyecto, lo que fue negado por el organismo.

Sobre los posibles daños, Ward confirmó a hoyxhoy que Conaf será el encargado de velar por el resguardo del parque durante la intervención, obras que previamente fueron aprobadas por el Servicio de Evaluación Ambiental en el año 2012 y la Superintendencia del Medio Ambiente.

"Estas instituciones han velado para que este proceso no atente en lo más mínimo el ecosistema de la isla", aseguró el secretario de Estado.

Si se encuentra el botín sería repartido entre el Consejo de Monumentos Nacionales y el descubridor.

Hoy x HOy
Diego Gotelli C.