miércoles, 18 de octubre de 2017

EL FANTASMA DEL PANTANO

HISTORIAS DE LA UNA GUERRA

El 23 de febrero de 1942, un bombardero B-17E Flying Fortress se estrelló, tras quedarse sin combustible, en uno de los lugares más remotos y salvajes de la Tierra: el primitivo pantano de Agaimbo en la isla de Papúa Nueva Guinea. El bombardero, pilotado por el joven capitán del Ejército de los Estados Unidos, Fred Eaton, había volado durante una larga y peligrosa misión de bombardeo que partió de Australia contra la Fortaleza japonesa de Rabaul en Nueva Bretaña, donde fue alcanzado, en la primera misión de largo distancia realizada por los bombardeos aliados en la Segunda Guerra Mundial tras el ataque japones a la base naval de Pearl Harbor. La tripulación sobrevivió al accidente y, durante seis semanas, se enfrentaron a la malaria y el agotamiento por calor en su intento de volver a casa. Tras llegar a un lugar seguro y descansar durante una semana, volvieron nuevamente al combate. Su B-17E, sin embargo, permaneció olvidado en el pantano hasta que fue redescubierto en 1972 por un equipo de la Fuerza Aérea Australiana.

A mediados de la década de 1980, el magnate de la industria de la restauración y gran coleccionista de aviones antiguos David Tallichet, que durante la Segunda Guerra Mundial sirvió como tripulante de un B-17, preparó una expedición para recuperar y devolver el avión a su hogar. David Tallichet falleció en 2007 sin poder cumplir su sueño, pero finalmente se pudo cumplir en 2010 a través de los esfuerzos conjuntos de su familia y el entusiasta de salvamento de aviones Alfred Hagen.

Apodado Swamp Ghost (Fantasma del Pantano), el B-17E se ha convertido en un icono de la aviación militar. Por su estado prácticamente intacto, el aislamiento romántico en mitad de la selva y los desafíos extremos que supusieron su salvamento, está considerado entre los historiadores como el Santo Grial de la aviación militar. Solo comparable al otros bombardero Lady Be Good y su desaparición en el desierto,

Curiosamente, el Swamp Ghost fue asignado al escuadrón que volaba hacia Pearl Harbor desde San Francisco durante el ataque japonés el 7 de diciembre de 1941. Esta concurrencia contribuyó al desastre de la armada norteamericana porque el personal del radar de Oahu asumió que el ataque japones era la esperada llegada del escuadrón. El Swamp Ghost no estaba con el escuadrón en ese fatídico día, pero voló poco después del ataque.

Antes de su salvamento, el Swamp Ghost era considerado el B-17E, sin rescatar, mejor preservado del mundo. Con su regreso al Puerto de Long Beach, el Swamp Ghost completó su misión final 68 años después del último despegue. Sólo cuatro modelos de aviones de su tipo han sido recuperados.
El avión será restaurado, posiblemente en condiciones de vuelo, para su exhibición en el Pacific Aviation Museum, en la Isla Ford de Hawai, como símbolo de la herencia de la aviación militar de Estados Unidos.

Fuente: El Cajón de Grisom

Para saber más:
Pacific Aviation Museum
Huffington Post
The Swamp Ghost
Pacific Wrecks
Smithsonian
Warbirds News



jueves, 12 de octubre de 2017

¿QUÉ PASÓ CON LOS BARCOS DE CRISTÓBAL COLÓN QUE NUNCA FUERON ENCONTRADOS?

INCÓGNITAS DE LA HISTORIA

Hace 525 años, Cristóbal Colón llegó por primera vez al continente que luego se llamaría América a bordo de tres buques: la Santa María, la Niña y la Pinta. A pesar de ser tan importantes para la historia de la humanidad, no existen restos de su existencia en ningún museo.

Durante siglos, arqueólogos y buscadores de tesoros han intentado encontrarlas sin éxito. ¿Por qué?

Malas condiciones de conservación

Las notas de viaje del almirante genovés constatan que la embarcación más importante —la Santa María— encalló durante su primer viaje en la costa de lo que hoy es Haití y Colón ordenó utilizar su madera para construir el Fuerte Navidad, la primera población española en el Nuevo Continente.

Hace tres años, el explorador marino estadounidense Barry Clifford creyó encontrar sus restos, pero la Unesco desmintió esa información cuando concluyó que eran de un periodo posterior.

¿Qué pasaría si Colón no hubiera llegado a América? “Europa estaría sumida en el oscurantismo”

El motivo de que resulte realmente difícil hallar restos de barcos construidos hace cinco siglos en el Caribe es que en esa región viven los teredos, unos moluscos con forma de gusano que se alimentan de madera. Además, inclemencias climáticas como los huracanes podrían haber arrastrado esos objetos a cientos de kilómetros del lugar donde se encontraban.

Transformaciones del paisaje

Desde finales del siglo XV, la costa de las islas que visitó Cristóbal Colón se ha transformado por la deforestación y sedimentación, que han modificado el paisaje y dificultan la búsqueda.

Greg Cook, un arqueólogo que buscó restos de barcos que formaban parte de la Cuarta Flota del aventurero en la bahía de Santa Ana (Jamaica), explicó que necesitó extraer alrededor de seis metros de sedimento para encontrar evidencias del paisaje histórico.

Esto complica la utilización de técnicas de búsqueda como el sonar lateral y minimiza el efecto de utensilios como el magnetómetro, ya que las naves de la época contenían poco metal.

Falta de registros

Cook recuerda que “nadie ha podido determinar de manera convincente” qué sucedió con la Pinta y la Niña tras su regreso a Europa.

Se sabe que la Pinta fue la carabela que regresó más rápido a España después del primer viaje de Cristóbal Colón. En febrero de 1493 llegó a Bayona (Galicia) y el 15 de marzo arribó al puerto de Palos de la Frontera (Andalucía), pero ahí se pierde su rastro.

Por su parte, la Niña participó en el segundo viaje de Colón y aguantó el empuje de un huracán en 1495. Años después, fue atacada por piratas y estuvo en la isla de Cerdeña. Tras ser recuperada, hizo un nuevo viaje a Haití… y ese es el último registro que se tiene de su existencia.

Fuente: La Tribuna




lunes, 11 de septiembre de 2017

SOBRE LA RECTA PROVINCIA - CHILOE

WALKER: EL GRINGO QUE SE ENFRENTÓ A UN SUPUESTO BRUJO DE LA RECTA PROVINCIA

Escritor estadounidense dice que en su paso por Chiloé fue sentenciado a muerte pero el mal se devolvió contra el conjurante, motivándolo a escribir una saga de libros de aventura basados en la mitología chilota.

La mitología es un fenómeno mundial, parte de las culturas más disímiles y distantes del planeta, formando un conjunto de creencias que a veces se mezclan, se asemejan, están o se encuentran, chocando como piedras cósmicas que desafían la coincidencia y raya en los márgenes de la ley de probabilidades.

Es lo que ocurre con dos personajes, ambos estadounidenses, uno de carne y hueso y otro de ficción que no son contemporáneos, pero sí se vinculan a un lugar común como es Chiloé, donde se enfrentan de manera abrupta a la brujería y los seres más alucinantes de los bastos mitos de un archipiélago que los atrapa.

Josh Walker es un mormón y trabajador social de 33 años, originario de Cheyenne, capital del estado de Wyoming. Desde joven tuvo inclinaciones literarias y, como parte de su religión, viajó a Chile y estuvo viviendo tres meses en Ancud, donde comenzó a interesarse por la mitología local y sobre todo en la legendaria organización de indígena de resistencia que gobernó Chiloé, desde las sombras durante casi un siglo, llamada la Recta Provincia.

Luke Coles, otro gringo viajero y excombatiente de la Guerra Civil o de Secesión de Estados Unidos, llegó a Chiloé un siglo y medio antes que Walker, huyendo de los fantasmas que lo perseguían por las atrocidades vividas en combate, encontrando en el sur de Chile el amor y una aparente paz que no le duraría mucho tiempo.

Como toda relación apasionada, el encuentro de ambos norteamericanos con la mitología chilota fue de golpe, revelándose ante ellos un mundo desconocido que cambió sus vidas para siempre, para bien o para mal, se crea o no en ella.

Es así que cuando Josh Walker ya se había convertido en un serio preguntador y fanático de las creencias chilotas que hacen a esta tierra famosa en Chile y otras partes del mundo, ocurrió un hecho que marcó esa curiosidad, mezclando definitivamente la fantasía con la realidad y que, por suerte para él, lo pilló "protegido", como dicen los chilotes.

"Leí mucho de Recta Provincia", reconoce Walker, relatando que "de hecho, cuando estuve en Ancud uno de mis vecinos decía que era de Recta Provincia y me hizo una maldición, que iba a morir un día lunes en agosto de 2005".

Hasta acá el dato puede parecer anecdótico, siempre que el presagio del supuesto brujo no hubiese pasado de una mala broma. Sin embargo, Josh recuerda con seriedad que "llego el día y estuve en un choque en la autopista pero sobreviví sin heridas. Ese mismo hombre murió de un paro cardiaco el mismo día".

Detallando esa extraña "coincidencia", el joven escritor señala que "yo era un misionero allá, y tocamos la puerta de un desconocido. Él nos contó que se llamaba Aleister y nos desafió, diciendo que nuestro dios no nos podría proteger de él, su magia negra y cosas así".

Reconoce el exmisionero que "nosotros no pensábamos nada de eso y nos fuimos porque no quisimos gastar tiempo. Mientras que íbamos saliendo, nos gritó la maldición que nos íbamos a morir el lunes que venía".

Llegó el día en cuestión. "Ese lunes estuvimos en un choque en la autopista. Contratamos una empresa de turismo para manejarnos a Puerto Montt. El hombre que manejaba se quedó dormido y chocamos contra un cerro con 12 misioneros dentro del bus. Ninguno murió", recuerda Walker, aseverando que, sin embargo, "ese mismo lunes supimos de un amigo que el mismo hombre Aleister se llamaba con otro nombre y que se había fallecido por un paro cardiaco".

Pese a catalogar el suceso como una coincidencia, Josh reconoce que "a veces me pregunto si su muerte tenía algo que ver con la maldición. Algo como no se llevó a cabo y por eso se le volvió contra él".

Es el momento en que reaparece el instinto literario de Walker y comienza a dar rienda suelta al conocimiento de las leyendas y mitología insulares que había ido acumulando en su corto paso por Chiloé y que como una llave el extraño accidente liberó, dando vida a una saga de libros en que Luke Coles es el protagonista.

Best seller

A la fecha Josh Walker ya es un bestsellerista que desde su ida de Chile ha dado a luz cuatro libros de ficción y está escribiendo el quinto. La última de sus publicaciones es "Luke Coles y la Flor de Chiloé".

"El libro se trata de un exsoldado de la Guerra Civil de los Estados Unidos que viaja a Chiloé y se enamora de la hija del capitán del Caleuche. La Recta Provincia se entera y la matan. El capitán recluta al soldado para ser un miembro de la tripulación del Caleuche", resume Walker, a grandes rasgos.

Añade el literato desde su país que "la hija del capitán del Caleuche se llama Flor y por eso el libro se llama 'Luke Coles y la Flor de Chiloé', prosiguiendo que "después de que Luke se una al Caleuche, él aprende magia y artes marciales de la tripulación: un vikingo, un chino de 1.720, un mago de bata blanca que nunca habla que usa magia en el estilo de fantasía como de 'Final Fantasy'".

Es que la mitología llegó para quedarse en la vida del exmisionero y actual autor de esta saga. "Después de aprender del Trauco, la Pincoya, Camahueto y todos los demás, decidí aprender la mitología de otros lados también: de Asia, Brasil, Australia, China y todos los países, tanto que llegué a ser el coordinador de mitología para Haunted North America", menciona refiriéndose a una organización que estudia fenómenos paranormales.

Esta afición es plasmada en cada uno de los libros de Walker, en los que incluso Aleister (el supuesto brujo que le conjuró a él y a su grupo de jóvenes mormones) se convierte en uno de los protagonistas de las aventuras del Caleuche por los mares del mundo, donde Luke Doles viaja peleando con criaturas sacadas de las más diversas culturas. "Cada monstruo que cazan aparece en la mitología de algún lugar y lo escribí así para que las personas de tal lugar que van a leer del monstruo piensen 'sí, así es nuestro mito'. No quise cambiar nada", confiesa.

Pese a que el material mitológico usado en sus escritos mezcla creencias de todo el mundo, Walker apunta que "hay un enfoque más grande en la mitología de Chile. De hecho, todo el tercer libro se trata de la cueva de Recta Provincia que tiene alma y es un laberinto (aquí ya se funde con otras leyendas) y la tripulación tiene que atravesarlo. Mucho del segundo libro sucede en los bosques de Chiloé".

El escritor consigna que ya ha vendido un poco más de 10 mil copias de sus textos y que es más popular entre niños y adolescente entre los 8 y 18 años, describiéndolos como una mezcla de "Harry Potter" y "Escalofríos".

Personajes

Entre los personajes de las aventuras de Coles y el resto de la tripulación del Caleuche, están el Trauco, la Pincoya, el Millalobo, el Camahueto, la Viuda, el Basilisco, el Cuero, el Imbunches y la Voladora. "Estoy escribiendo el cuarto (hay uno de precuela antes del primero de la saga) que tendrá la batalla final entre Recta Provincia y el Caleuche", adelanta.

Sobre la precuela, "Caleuche Chronicles 1548-1872", Walker comenta que "este es otro libro que escribí y es la historia del capitán y como llegó a ser el capitán del Caleuche. Tiene que ver con las aventuras de la tripulación antes de que Luke se uniera con ellos".

Añade que a su llegada a Estados Unidos siguió estudiando sobre su pasión: "El Smithsonian (Instituto Smithsoniano) y Charles Darwin escribieron mucho de Recta Provincia también".

Hasta el momento, los libros de Walker se distribuyen en Brasil, India, Europa, China, Japón, Australia, Canadá, y los Estados Unidos, y el autor se abocó hace poco a la traducción de ellos al español, para ser vendidos en Chile y otros países, lo cual necesariamente hace pensar en una internacionalización de la mitología chilena y sobre todo chilota a través de las obras del escritor.

Así lo ve también Sergio Fritz Roa, escritor, editor y librero, autor de "La Recta Provincia. Una cofradía de brujos en el sur de Chile" y referente nacional de la literatura de terror y paranormal, quien arguye que "la mitología chilota tiene varios componentes mestizos que se funden con mitos y leyendas de otros puntos del planeta, por lo tanto, es bastante universal y es por eso que es factible de popularizarse a nivel mundial incluso".

La fuente sostiene que "a raíz de varios reportajes escritos y de televisión, más libros que se han publicado, el tema de la Recta Provincia es cada vez más popular, a lo menos en Chile, y buen material para la literatura de ficción, como la de este escritor (Walker)".

Y el mismo Josh reconoce que la temática da para harto en el ámbito de la ficción, tanto así que ya está en conversación con una empresa de videojuegos para hacer uno de Luke Coles. "También estoy aprendiendo debajo de la dirección de Chuck Dixon (escribe los cómics de Batman y es el creador del personaje de Bane en Batman) y Mike Baron (escribió comics de Star Wars y Punisher), quienes me están enseñando cómo escribir cómics y después tengo contrato para escribir un cómic de Luke Coles. Me gustaría hacerlo con el artista que hace mis portadas, que es de Punta Arenas", comparte.

Todo esto para el escritor e historiador chilote Renato Cárdenas tiene que ver con que "los mitos del mundo no son solamente los griegos y europeos, sino que el mito está en toda cultura que tiene un asentamiento antiguo y en el caso de Chile prácticamente está perdido y donde tiene más vigencia es en Chiloé, que es tan antiguo como los pueblos mapuche, que es una de las ramas y el otro ya es un mito mestizo que viene de la colonia, como el Caleuche, donde hay mucho paño que cortar y mucho material que sacar como forma de concepción del mundo, que mirando hacia atrás nos sorprenden y emocionan algunas".

El investigador suma que hay una nueva valoración del patrimonio por parte de la gente de ciudad y en este proceso se han ido popularizando algunos de los aspectos históricos y tradicionales chilotes, como es la Recta Provincia. "Se ha ido valorizando más y hoy los mitos que son relatos muy íntimos, familiares, comunitarios, están siendo observados, respetados, por un lado por quienes tienen creencia en ellos y también por quienes les valoran estéticamente, porque son relatos con historias que vale la pena contarlas", recalca.

Acota el autor que "a partir de eso tu puedes hacer una película, un libro, un dibujo, una pintura o, sencillamente, aquerenciarlo en tu imaginario".

Fue lo que hizo Josh Walker: aquerenció tanto esta nueva realidad que conoció en su paso por nuestro país, que se volvió a su país natal con una compañera chilena y las historias que en su mente fue mezclando con sus vivencias. "La relación entre Luke y Flor (que en el libro es chilota) y como crece es igual a la de mi esposa y yo. Y cuando Luke aprende costumbres de Chile -como saludar con besos en la mejilla- eso se basa en mis experiencias", reconociendo que ahora su gran sueño es "que algún día haya una película que se estrene en Ancud".

Eduardo Burgos Sepúlveda - La Estrella de Chiloé



domingo, 10 de septiembre de 2017

PATRICIO BORLONE Y SU LIBRO 'EL 4° MOAI'

ENTRE MITOS Y REALIDAD

Arcano y actual, el escritor y columnista de "Crónicas ancestrales", de El Rayo, presenta hoy su nueva obra, en la sala Viña del Mar.

Observador, Patricio Borlone lanza: "¿Quién comienza a escribir a partir de los 60 años? ¡Pues yo!", dice.

-Disculpe, don Patricio, ¿me lo podría repetir?

La sonrisa se apaga cuando la grabadora enciende. Su voz gangosa parece incomodarlo: fueron seis meses en los que no le salió palabra alguna. Tras 27 sesiones de radioterapia, pudo superar un cáncer a la cuerda vocal izquierda.

"¡Le gané!", entona enérgico. Misma actitud que proyecta luego de su revelación, mientras bebe un té, aunque lo suyo a diario pasa por una copa de gran reserva que lo mantiene como el vino. Dice tener 83 años de edad, pero representa la mitad, en parte por su "saludable estilo de vida".

Sus aún pobladas mechas largas a tono con una prolija barba, sello suyo en treinta años, dan cuenta de que las coloridas vivencias de un hombre en movimiento no son fáciles de poner por escrito.

Patricio Borlone, articulista, narrador e investigador de cosas inexplicables pero basadas en evidencias megalíticas existentes, afirma. Es columnista de El Rayo, donde escribe cada semana sus "Crónicas ancestrales" y un entusiasta escritor. Hoy lanzará su tercer libro, la novela "El 4° Moai", donde reseña algunas de esas asombrosas revelaciones del pasado (ver recuadro).

Lobo del aire

Patricio Borlone recuerda que nació en Arica y que su padre, Juan Borlone, fue alcalde de esa ciudad en el año del plebiscito y tratado limítrofe entre Chile y Perú, en 1929. No sólo eso, también reportero, como luego lo sería él, ya de bien adulto, en su paso por La Serena, en el diario El Día, en la década de los '90. Descriptivo, relata su anécdota: estuvo en la residencia de Hemingway, en Cuba.

Pero antes, el destino -"ese que nos señala que todo está ya trazado", agrega a su fe terrenal- lo puso literalmente en las alturas. Su experiencia por 35 años como controlador de tránsito aéreo (antes de los radares) y los viajes por el mundo propios del oficio, activaron esa fecunda fuente de material que hoy lo tiene sumido en una pluma de narrativa rica y donde sus personajes brotan solos. "Es como si alguien en mi cabeza me los dictara", dice.

Allí, donde los nervios y la pachorra se forjan para velar por la seguridad de los pasajeros, en la profesión más estresante del mundo, Patricio Borlone fue testigo de cuando se estrellaron dos aviones de carga C46, que hacían vuelos de Santiago a Arica.

También de otro fenómeno en el aeropuerto de Chacalluta, en 1963: "Yo le digo: 'encienda las luces de aterrizaje'. Cuando el piloto hace eso, estas dos extrañas luces lo adelantan en un ángulo recto hasta perderse por la ciudad. Lo vio el piloto, pasajeros, la tripulación y yo".

Y con ello, el click futuro: su libro "Cuentos y relatos del aire al mediodía", 17 historias reales en formato cuento, que lo seducen tanto como lo desconocido.

Misterios

"Hace 16 ó 20 mil años, hubo otra civilización en el planeta, hay miles de pruebas. Las más tangibles son en Turquía y Australia, donde se han encontrado restos de esqueletos gigantes, momias…", dice.

Todo esto lo motivó a aterrizar temas de investigación -en la senda del escritor suizo ya fallecido, Erich Von Däniken-, inyectados en sus "Crónicas ancestrales" en el suplemento El Rayo.

En el caso de "El 4º Moai", dice que hay un 40% que es verdad, "lo que yo viví cuando estuve en Isla de Pascua". Y un 60% que basa en las técnicas de escritura.

"Me gusta sorprender. Ser sagaz en planteamiento; de lenguaje simple, lograr que el lector no se arranque de la lectura y entregarle información que no se espera. Esa es mi forma de escribir", acota Borlone, quien vive en Playa Ancha.

"Dedico tres horas diarias a la escritura frente al mar al sonido barroco ", reconoce, a la espera de lanzar en enero el libro "Cuentos y relatos del aire al mediodía" y una novela en ciernes, "La casa del fondo", ambientada en Londres, donde vivió.

Guillermo Ávila N.
La Estrella de Valparaíso



lunes, 28 de agosto de 2017

VIRACOCHA III: LA REVANCHA DEL CAPITÁN QUE IRÁ A SYDNEY EN UNA BALSA DE TOTORA

MOTIVADO POR LEER UN LIBRO EN SU JUVENTUD
Phil Buck es un estadounidense que tras leer el libro de la expedición del Kon-titi, decidió crear las Viracocha I y II . La primera zarpó de Arica y llegó a Isla de Pascua, mientras que la segunda no logró arribar a Australia. Por eso 12 años después Buck regresó con la Viracoha III para cumplir su meta

Corría el año 2000 cuando el estadounidense Phil Buck construyó la Viracocha I, la primera embarcación hecha de totora que zarpó desde las costas de Arica rumbo a Isla de Pascua. La travesía duro 44 días y llegó a su destino sin problemas.

"La Viracocha I se convirtió en la primera embarcación ancestral en alcanzar la isla más aislada del mundo en los tiempos modernos", recordó el capitán Buck.

La idea del estadounidense era poner a prueba la capacidad náutica de las embarcaciones precolombinas de la cultura inca, mochica y tiahuanaco.

El año 2003, Buck volvió a la carga en Viña del Mar, desde donde zarpó la Viracocha II, con destino a Australia, pero en esa oportunidad, la balsa no logró su objetivo y de nuevo tuvo que atracar en Isla de Pascua.

En esa oportunidad, Buck explicó que, debido a un mal manejo, la balsa resultó dañada, motivo por el cual no pudo concretar la ruta inicial. Por eso, 12 años después, el estadounidense quiso tener su revancha y reunió un equipo de trabajo en noviembre de 2015 para construir la Viracocha III, con totora extraída del Lago Titicaca.

En Bolivia

En mayo de 2016 se inició el armado de la balsa en La Paz, Bolivia, con 4 mil amarres de totora y un cuerpo de 18 metros de largo por 4,6 metros de ancho y 2 de alto.

Fue tal el impacto que causó en Bolivia, que hasta el Presidente Evo Morales despidió a la Viracocha III el 15 de diciembre de 2016, cuando la embarcación dejó La Paz para ser trasladada en camión hasta Arica, donde el trabajo continuó con la construcción de los mástiles, timón y velas, además de la instalación de paneles solares para proveer electricidad durante la travesía.

En Arica

Después de casi dos meses de trámites y viaje, la Viracocha III llegó a la región de Arica y Parinacota la primera semana de febrero, donde ya la esperaba Phil Buck y parte de la tripulación, instalados en un campamento en el extremo sur de la popular playa Chinchorro.

Allí, en el edificio abandonado de lo que una vez fue un restaurante, el navegante estadounidense montó su cuartel general y un Museo de la Viracocha III, donde la comunidad puede observar réplicas de la balsa, maquetas, videos, paneles informativos y los visitantes pueden tomarse fotografías con la embarcación, que pesa 20 toneladas.

Y mientras el museo está abierto al público, los trabajos en la embarcación continúan de manera simultánea con los tripulantes que ya llegaron a la región.

Multinacional

Los primeros fueron seis armadores bolivianos, liderados por Juan Limache, un experto en embarcaciones de totora, arte que aprendió de sus ancestros y que él transmitió a sus hijos, con quienes llegó a la ciudad para colaborar una vez más con el capitán Buck, ya que Limache también fue parte del equipo de trabajo de la Viracoha II.

Durante su estadía, el armador boliviano y su equipo realizaron ajustes del casco de la Viracocha III y luego se despidieron del para volver al Lago Titicaca.

Las velas

Entre quienes integrarán la tripulación, Eugenia Kim fue una de las primeras en llegar. Ella es argentina, pero de padres coreanos y ha sido la encargada de diseñar y pintar las 6 velas que lucirá la balsa.

"El capitán me dijo que necesitaba algunas ilustraciones relacionados a la cultura andina. Así que escogimos dibujos de una vasija con pinturas prehispánicas de la cultura moche, un geoglifo de llamas y un pastor del valle de Camiña para retratarlas en las velas", explicó. "La idea es hermanar a los países (Chile, Perú y Bolivia) mediante la expedición de la balsa de totora", contó Buck.

Mascaras moche

Además de las velas con motivos de las culturas Moche, Tiwanaku y Aymara, la balsa lucirá tres máscaras, dos de las cuales ya están instaladas en uno de los extremos de la embarcación.

"Las máscaras son de la cultura Moche de Perú, que usaban este tipo de balsas, por eso se construyeron estas cabezas para decorar la Viracocha III y las hicieron mis armadores bolivianos en el Titicaca", dijo el capitán .

El trío femenino

De los 10 los tripulantes que serán parte de esta travesía, tres son mujeres, quienes dejaron familias, estudios y trabajo para sumarse a la travesía de 5 meses por el Pacífico.

Se trata de Camille Antoine (Francia), quien antes de venir a la región trabajaba en una ONG de reforestación en Coroico Bolivia; Valentina Muñoz (Chile), egresada de psicología y Eugenia Kim (Argentina) estudiante de Museología en Buenos Aires.

"Yo soy de Montpellier, Francia y decidí unirme a la tripulación de la Viracocha, porque me parece algo único , que creo que no se volverá a repetir. Además, tengo mi licencia para conducir embarcaciones con motor y también buceo", dijo Camille Antoine.

En cuanto a Valentina, la joven comentó que mientras se encontraba buscando trabajo, conoció al capitán Buck en Viña del Mar y decidió sumarse al proyecto.

"Cuando les comenté la idea a mis padres, ellos me apoyaron, sobre todo mi mamá, porque se pone feliz con este proyecto, que ya tiene dos años desde su preparación", contó Valentina, quien es la encargada de editar fotos y videos de la Viracocha

Ahora, las tres jóvenes comparten experiencias vividas de viajes anteriores y trabajan unidas en las velas de la Viracocha III, que por primera vez tendrá un equipo femenino.

Como el último grumete

El último en la nómina tripulación es Chuño, la mascota del capitán.

La historia que une al estadounidense con su ahora fiel amigo comenzó en La Paz, cuando el can vagaba sucio por las calles.

"Una noche lo vimos botado, sucio, pero era tan simpático que nos siguió a la casa y de agosto del año pasado que está con nosotros. Recuerdo que tenía una nariz como el color del chuño, por eso le pusimos ese nombre y nos vinimos todos a Arica", contó Phil Buck.

Al principio el capitán tenía la idea de dejar a Chuño con un amigo mientras dure la travesía, debido al temor que su mascota le tenía al mar. Pero esta decisión ha cambiado con el tiempo, ya que en los meses que Chuño lleva en la Playa Chinchorro, ha logrado relacionarse de mejor forma con el océano. Pero de todas formas, el capitán no descarta un proceso de aclimatación para su fiel amigo. Algo así como un paseo en lancha para empezar, ya que ahora Buck no desea separarse de Chuño y espera llegar a Australia con él y toda su tripulación.

Y mientras espera la fecha de zarpe, Chuño se divierte con otros perros y vigila la embarcación que pronto se convertirá en su hogar durante los 5 ó 6 meses que dure la travesía.

Esperando el zarpe

El día a día en la Viracocha se vive con arduas jornadas de trabajo bajo el sol que brilla en la Eterna Primavera. Donde los trabajos se concentran en los mástiles, nudos, cabañas y camarotes.

Aún no hay fecha de zarpe, pero Buck explicó que cuando llegue el día, necesitará más de 3 mil personas para llevar a pulso la embarcación al mar.

Será la última


 Una vez que Buck concrete su expedición espera seguir en otra ventura. Pero antes quiere escribir un libro sobre la Viracocha III y dejar listo un documental.

"Una vez que termine con esto, no creo que haga otra balsa de totora, quizás una embarcación de otro tipo, no sé. Mientras tanto pienso escribir un libro y hacer un documental del viaje", contó el capitán.


Bibiana Mamani H.
La Estrella de Valparaíso



jueves, 24 de agosto de 2017

SE ACERCA EL PLAZO FATAL PARA ENCONTRAR A MADDIE

LA NOTICIA QUE GOLPEA A LOS McCANN

Esto, porque a fin de ese mes termina el apoyo económico que otorga el gobierno británico a Scotland Yard para la investigación del mediático caso.

Hasta fines de septiembre.  Ese es el último momento en que estará financiada la búsqueda de la pequeña Madeleine McCann, la niña que desapareció el 2007 cuando tenía 3 años en el balneario portugués de Praia da Luz.

Según informa "The Sun", se ha gastado un total de 11 millones de libras esterlinas en las indagatorias y la policía debe volver a solicitar recursos frescos para poder “perseguir una última línea de investigación”.

“La financiación está en vigor hasta finales de septiembre. Cualquier detalle sobre la financiación futura se dará a conocer cuando sea apropiado”, señaló un portavoz de Scotland Yard.

En ese sentido, en marzo de este año se había cumplido el plazo previo y el gobierno otorgó 85 mi libras esterlinas para que la investigación continuase.

Al respecto, el comisario adjunto Mark Rowley sostuvo en abril pasado que “tenemos una línea de investigación importante que vale la pena perseguir porque podría dar una respuesta”.

Por Christian Monzón
Publimetro


lunes, 31 de julio de 2017

OTRA APARICIÓN "DIVINA"

APARECE IMAGEN DE JESÚS EN UNA TORTILLA DE HARINA EN HONDURAS
La aparición “divina” sucedió en una vivienda propiedad de Suyapa Cáceres, en el barrio La Sidra, en la ciudad de Danlí, cuando la mujer pretendía prepara unas “baleadas” (plato típico hondureño).
Al momento de abrir el paquete de tortillas, Suyapa Cáceres se llevó una sorpresa, al ver la imagen muy parecida a Jesús.
“Es igualito, se le ven los ojitos, el bigotito y el pelo” dijo una señora que se acercó a la casa para ver la imagen.
Los residentes del lugar dijeron sentirse alegres, ya que “es un llamado de Dios para los jóvenes, es como un mensaje” afirmó una joven mujer.
El hecho sobrenatural llamó la atención del barrio, llegando muchas personas a la casa para comprobar el fenómeno “sobrenatural”.
Algunos expertos afirman que es solo pareidolia, una tendencia natural del ser humano de ver patrones, algo parecido cuando vemos imágenes de cosas en las nubes.
La Tribuna - Honduras


sábado, 29 de julio de 2017

MARSHALL MCLUHAN, EL “PROFETA DE LA ERA DIGITAL”

PREDIJO INTERNET 20 AÑOS ANTES DE QUE SE INVENTARA

“El nuevo medio, el que sea que venga, podría ser la extensión de la conciencia, incluirá a la televisión como contenido, y no como medio”.

Así fue como Herbert Marshall McLuhan, un hombre a quien muchos consideran “el profeta de internet” -y que el viernes habría cumplido 106 años- vaticinó con más de 20 años de anticipación la llegada de la era digital.

“Una computadora como instrumento de investigación y comunicación será capaz de aumentar la recuperación de información, hacer obsoleta la organización masiva de las bibliotecas, recuperar la función enciclopédica del individuo y transformarla en una línea privada de comercializables rápidamente personalizados”.

Dice una nota de BBC que a principios de los sesenta, este profesor de literatura y filósofo canadiense -una eminencia televisiva en su época- tuvo una visión que dejaría a muchos sin palabras y que volvería a hacerlo dos décadas más tarde, cuando sus predicciones se hicieron realidad.

“McLuhan no sólo vio venir internet, sino que acertó al vaticinar el impacto que tendría en la sociedad”, explican desde Google, que le dedicó este 21 de julio un colorido “doodle”.

Sus palabras sobre la difusión masiva y la sociedad de la información, que describió en su aclamada obra “La galaxia Gutenberg” (1962), y su frase más célebre “el medio es el mensaje” (a finales de los setenta), le harían pasar a la historia como un visionario de internet.

McLuhan, quien falleció a los 69 años en 1980, era toda una estrella mediática. Daba conferencias y concedía entrevistas en canales de televisión internacionales, en donde hablaba sobre sus teorías de medios fríos (la televisión) y calientes (la radio), y la manipulación que ejercen sobre las masas.

El filósofo se convirtió en todo un gurú de un futuro digital que entonces se veía muy lejano.

“Aldea global”

En su libro más vendido, Understanding media (“Comprender los medios de comunicación”), de 1964 -que se convirtió en todo un fenómeno cultural- habló de cómo los “medios electrónicos” y cómo cambiarían e influirían para siempre en la sociedad, “liberándonos del mundo impreso”.

Los medios electrónicos, con su demanda de interacción, nos devolverían nuestra perdida conciencia tribal, declaró McLuhan. Pero esas tribus ya no serían grupos pequeños y aislados porque los nuevos medios de comunicación se extenderían a través del planeta, haciendo que formemos parte de una “aldea global”.

Así fue cómo el erudito habló de internet dos décadas antes de que apareciera (Extracto de The Mechanical bride -“La novia mecánica”-, 1951):

En lugar de dirigirse hacia una vasta librería de Alejandría, el planeta se ha convertido en una computadora, un cerebro electrónico, como una obra de ciencia ficción infantil, al exteriorizarse nuestros sentidos, el Gran Hermano se asienta en nuestro interior.

Así que, a menos de que seamos conscientes de esta dinámica, nos moveremos hacia una fase de terrores de pánico, adaptándonos a un mundo pequeño de tambores tribales, interdependencia total y coexistencia superimpuesta.

Pero Marshall también advirtió de los peligros del abrumador poder de internet:

Una vez que hayamos supeditado nuestros sentidos y sistemas nerviosos a la manipulación privada de quienes intentarán beneficiarse a través de nuestros ojos, oídos e impulsos, no nos quedará ningún derecho.

Hoy, sus teorías se han hecho realidad: Facebook es nuestro principal punto de encuentro -con fines comerciales-, Google es la biblioteca y el mundo virtual globalizado, una verdadera aldea global dominada por algoritmos que marcan tendencias e ideas.


Sería interesante conocer qué opinaría ahora el “profeta de internet” sobre la revolución digital que vive el mundo y, sobre todo, qué predicciones haría respecto a lo que está por llegar.

Fuente: La Prensa Austral

viernes, 28 de julio de 2017

TOCOPILLA: DESCUBREN RESTOS PREHISPANICOS

HALLAN NUEVOS RESTOS DE HUESOS Y TEXTILES EN LA PLAYA

A casi diez metros de donde el mariscador encontró la osamenta. Museo de Tocopilla se hará cargo del sector.

Nuevos restos que corresponderían a huesos y parte de un manto prehispánico, se encontraron a diez metros del lugar donde el miércoles apareció el cuerpo momificado de una persona.

En visita al sector donde un mariscador días atrás vio la osamenta prehispánica la cual rescató de una jauría de perros, personal de la Policía de Investigaciones (PDI) de Tocopilla, halló nuevos restos de lo que podrían ser huesos y parte de un manto.

Al lugar, la PDI llegó en compañía de Jaime Rojas Alata, profesor de historia del liceo Politécnico Diego Portales y director del Museo del Pirquinero, Juan Collao Cerda, además de La Estrella.

En el lugar, Pablo Alegría Guerrero, inspector de la PDI, señaló que la idea era poder ver el lugar exacto del hallazgo e informar de los sucesos al Ministerio Público, para tomar las acciones pertinentes, a lo que agregó que "nuestro trabajo principalmente radica en poder determinar que dicho cuerpo no sea una muerte reciente que podamos seguir investigando".


Por su parte, el cuerpo está en perfectas condiciones de conservación, aunque al observar el lugar donde se encontraba pareciera que fue dejada ahí por terceros, ya que todo el terreno tiene rasgos de haber sido removido.

Según señaló Rojas, el sector es conocido porque de ahí sacan guano rojo que es utilizado como fertilizante, por lo que es posible que el movimiento de tierra se deba a eso.

Asimismo aprovechó la ocasión para indicar que "existe la necesidad de llevar a cabo un catastro arqueológico e histórico, así como también de la recuperación y puesta en valor del patrimonio de la provincia que tenga por objetivo detectar el potencial, ubicación y estado de los sitio arqueológicos e históricos".

Por lo mismo, precisó que el nuevo Museo de Tocopilla está llamado a convertirse en un gran centro de estudio y difusión de la historia local a través de sus primeros habitantes hasta nuestros nuevos embajadores.

10 metros, donde se encontró la osamenta fueron hallados estos nuevos fósiles.
Fuente: La Estrella de Tocopilla
rodrigo.tapia@estrellatocopilla.cl

sábado, 22 de julio de 2017

¿VIRGEN DE GUADALUPE EN UNA TORTUGA?

APARECE TORTUGA EN PANAMÁ CON SUPUESTA IMAGEN DE LA VIRGEN DE GUADALUPE
El pequeño animal, que cabe en la palma de una mano, tiene un dibujo en su vientre que los lugareños identifican con la patrona de México.

Los vecinos de un pequeño pueblo panameño no salen de su asombro después de que por sus calles apareciera una pequeña tortuga en cuyo vientre llevaba dibujado una imagen similar a la virgen de Guadalupe, lo que calificaron de milagro, informaron este viernes medios locales.

Según los moradores, el animal deambulaba por las calles de Altos de San Vicente, en la localidad montañosa de Barú, fronteriza con Costa Rica, cuando fue descubierta por una persona que sin percatarse del dibujo regaló el animal a una vecina.

“Es una revelación, yo y muchos la hemos visto y sabemos que es un mensaje que nos está enviando la virgen”, manifestó Mario Espinosa, un vecino del lugar, al canal TVN.

Según las imágenes de televisión, el pequeño animal, que cabe en la palma de una mano, tiene un dibujo en su vientre que los lugareños identifican con la patrona de México.

Desde entonces, la tortuga es visitada por decenas de vecinos, quienes creen que todo se debe a un mensaje divino para aumentar la fe.


“Nos ha unido a muchos en el vecindario que han visto en ella una revelación de hacer las cosas bien y buscar a Dios”, afirmó Fausto Martínez. AFP

miércoles, 19 de julio de 2017

ENCUENTRAN MOMIFICADA A UNA PAREJA QUE DESAPARECIÓ HACE 75 AÑOS EN UN GLACIAR EN SUIZA

LA MONTAÑA ENTREGA SUS SECRETOS DE VEZ EN CUANDO

Ni la muerte logró separarlos. Un glaciar en retroceso reveló dos cuerpos congelados que serían los de una pareja que desapareció hace más de siete décadas. 

La prensa suiza relata que los esposos Marcelin y Francine Dumoulin habían ido a ordeñar sus vacas en la ladera de una montaña en los Alpes cuando se desvanecieron sin dejar rastro el 15 de agosto de 1942.

“Preocupante desaparición” tituló el diario “Le Nouvelliste Valaisan” en su edición del 20 de agosto de 1942. En la publicación, se destacaba que el matrimonio dejó la ciudad de Savièse rumbo a un predio que tenían en la zona de Berna. El diario consignaba también que un equipo de rescate encabezado por el pastor de la parroquia local, reverendo Jean Labbe, fue en búsqueda de los extraviados. “Estamos muy preocupados por su destino”, cerraba el texto, según recopiló Emol, que citó además a Le Confédéré que en su edición del 21 de agosto de 1942 publicó que “en todo el cantón se habla de la desaparición del matrimonio Dumolin, que se fue la mañana del sábado al otro lado de la montaña”. “Se fueron temprano, dejando a los niños en casa, acompañados por algunos agricultores; a continuación, la pareja se fue sola”, explicaba el diario.

Marcelin, un zapatero, tenía 40 años, cuando la pareja desapareció. Y su esposa Francine, una maestra, tenía 37. Agregaba que “esta es una familia unida, que es muy apreciada en la región”. El clan familiar estaba integrado además por los siete hijos de la pareja, donde el mayor tenía 13 años y el menor un año y medio, quien según el texto “espera ansiosamente el regreso de mamá y papá”. En la crónica también se hablaba de la expedición del equipo de búsqueda, el cual estaba compuesto por personal de la policía de Valais, más “dos docenas de alpinistas, guías y escaladores”, quienes iban acompañados por dos religiosos. “El resultado de sus investigaciones no se conoce todavía. Pero la frágil esperanza de encontrar con vida a la pareja desaparece rápidamente”, advertía el medio, que también graficaba la ansiedad que se sentía en ese momento.

El fin de la espera
Todo esto llegó a su fin la semana pasada, con la aparición de los cuerpos. La hija menor del matrimonio, Marceline Udry Dumoulin, de 79 años, dijo que el hallazgo le produjo “una profunda sensación de calma”.“Nos pasamos toda nuestra vida buscando a mi madre y a mi padre”, dijo la hija al diario Le Matin, de Lausana.

La policía local informó que los cuerpos fueron descubiertos la semana pasada en el glaciar de Tsanfleuron, en un macizo conocido como Les Diablerets, en el sur de Suiza.
Un operario del centro de esquí Glacier 3000, encontró los restos de la pareja. El lugar se encuentra a más de 2.600 metros de altura.

El director del centro, Bernhard Tschannen, señaló que además de los cuerpos se hallaron mochilas, platos de metal, una botella de vidrio, un libro y un reloj.
Tshannen cree que la pareja probablemente cayó en una grieta y aseguró que por la ropa podía inferirse que el matrimonio había estado en el hielo entre 70 y 80 años.

“Los cuerpos yacían uno al lado del otro. El hombre y la mujer vestían ropa que data del período de la Segunda Guerra Mundial”, señaló Tschannen al diario Le Matin.
“Gracias al hielo los cuerpos están perfectamente preservados”.

Siete huérfanos
Las autoridades realizarán pruebas de ADN para establecer en forma definitiva la identidad de los restos, pero Marceline Udry Dumoulin cree que se trata de sus padres.
Francine no solía acompañar a su esposo a la montaña porque “pasó gran parte de su vida embarazada y el terreno era muy difícil y agreste”, relató la hija menor de la pareja, que tenía 4 años cuando desaparecieron sus padres.

El matrimonio vivía en Chandolin, una aldea en el cantón de Valais. Los pobladores del lugar realizaron operaciones de búsqueda durante dos meses.
Los siete huérfanos, cinco varones y dos niñas, fueron enviados a vivir con otras familias.
“Yo tuve suerte porque me crió una tía. Aunque todos vivíamos en la zona, perdimos contacto”, señaló Marceline Udry Dumoulin.

Funeral de blanco
“Ya no pensábamos que sería posible dar a mis padres el funeral que se merecen”, señaló la hija. Y cuando el funeral tenga lugar, Udry Dumoulin asegura que no se vestirá de negro. “El blanco es un color más apropiado porque representa esperanza”, señaló. “Y yo jamás perdí la esperanza de encontrar a mis padres”.  Agencias
Foto: Le Matin 
La pareja desaparecida en la montaña