domingo, 14 de octubre de 2018

CIENTÍFICOS DESCUBREN RESTOS DE UN “ENTIERRO DE UN VAMPIRO” DE LA ANTIGUA ROMA

CADÁVER CON PIEDRA INSERTADA EN LA BOCA


Los restos óseos de un menor de 10 años que fue enterrado con una piedra en la boca, supone un ritual funerario que se realizaba para evitar el contagio de malaria.

El hallazgo del cuerpo de un niño con una piedra insertada en su boca en un antiguo cementerio romano supuso a un equipo de arqueólogos estar frente al ritual conocido como “entierro de un vampiro”, según el cual los cuerpos podían levantarse otra vez de sus tumbas, dijo hoy la Universidad de Arizona.

Los restos óseos fueron descubiertos por arqueólogos de la Universidad de Arizona (UA) y la Universidad de Stanford, junto con arqueólogos italianos, y el tipo de entierro sugiere que se tomaron medidas para prevenir que el menor, posiblemente infectado con malaria, “se levantara” y trasmitiera la enfermedad a los vivos.

Los investigadores creen que la piedra pudo haber sido colocada en su boca como parte de un ritual funerario diseñado para contener la enfermedad y el cuerpo mismo.

El descubrimiento, calificado como “poco usual”, se realizó durante el pasado verano en la comunidad de Lugnano in Teverina, en la región italiana de Umbria, donde el arqueólogo de la UA David Soren lleva supervisando excavaciones arqueológicas desde 1987.

“Nunca había visto algo así. Es extremadamente curioso y extraño”, dijo Soren en un comunicado difundido hoy.

A nivel local, en Italia lo han comenzado a llamar como “El vampiro de Lugnano”.

El descubrimiento tuvo lugar en el Cementerio de los Bebés (La Necropoli dei Bambini), que data de mediados del siglo V, cuando un brote de malaria azotó la zona matando a muchos infantes.

EN LOS RITUALES DE ENTIERRO SE LES PONÍA UNA PIEDRA EN LA BOCA PARA QUE NO SE PROPAGARA EL VIRUS Y PARA QUE NO SE LEVANTARA ENTRE LOS MUERTOS. EFE

Los cuerpos fueron enterrados en el sitio de una villa romana abandonada que se construyó originalmente a finales del siglo primero A.C.

Hasta ahora, los arqueólogos creían que el cementerio estaba diseñado específicamente para bebés, niños pequeños y fetos, pues en excavaciones anteriores de más de 50 entierros una niña de 3 años fue el cuerpo de mayor edad encontrado.

Pero el descubrimiento de este de 10 años, cuya edad se determinó en función del desarrollo dental -el sexo aún no se ha confirmado-, sugiere que el cementerio también podría haber sido utilizado para niños de edad mayor.

David Pickel, director de la excavación, con una maestría de arqueología de la UA y ahora estudiante de doctorado en Stanford, dijo que este descubrimiento tiene el potencial de contarle a los investigadores mucho más sobre la devastadora epidemia de malaria que afectó a Umbria hace casi 1.500 años, así como la respuesta de la comunidad.

“Dada la edad de este niño y su disposición única, con la piedra colocada dentro de su boca, representa en este momento una anomalía dentro de un cementerio. Quizás la brujería fue utilizada como un remedio para controlar la enfermedad”, dijo Pickel.

Entierros similares han sido hallados en otros lugares como Venecia, donde en el 2009 se encontró el cuerpo de una mujer, fallecida en el siglo XVI, con un tabique en la boca. Ahora es conocida como “La vampiresa de Venecia”.

Los arqueólogos regresarán el próximo verano a Lugnano para completar las excavaciones del cementerio y aprender más sobre su historia.  La Tercera

sábado, 13 de octubre de 2018

ALEJANDRO MAGNO: PIONERO DE LA EXPLORACIÓN SUBMARINA


LAS INCREÍBLES LEYENDAS SOBRE LA EXPLORACIÓN SUBMARINA DE ALEJANDRO MAGNO EN BARRILES DE VIDRIO

Es uno de los comandantes militares más célebres de la historia. Nacido en la familia real macedonia en el año 356 a. de C., logró el control de Grecia y conquistó el Imperio Persa, derrotando a su poderoso rey, Darío III.

En su época de máximo apogeo, el imperio de Alejandro Magno se extendía por la Turquía moderna, Siria, Egipto, Irán, Irak, Afganistán, Pakistán y parte de la India.

Como resultado, la cultura y el idioma griegos se difundieron en regiones en las que no habían penetrado antes, y también se le recuerda por haber fundado varias ciudades.

¿Y si Alejandro Magno no fue tan magno?
Durante los últimos 2.000 años, la leyenda de Alejandro ha crecido y ha influenciado a numerosos generales y políticos.

Los libros de historia lo describen como uno de los mayores conquistadores y exploradores de todos los tiempos.

Pero, ¿llevó también ese afán explorador a Alejandro Magno a uno de los lugares más misteriosos e inexplorados de nuestro planeta?

¿EL PRIMER EXPLORADOR SUBMARINO DE LA HISTORIA?
Los relatos sobre la vida y obra de Alejandro Magno están llenos de batallas épicas y paisajes legendarios. En ellos hay también espacio para las aventuras submarinas.

Alejandro Magno ha influenciado a numerosos generales y políticos a lo largo de la historia.
De hecho, se considera que la primera mención de un aparato sumergible la hizo el filósofo Aristóteles, tutor de Alejandro, en el siglo IV a. de C. al aludir a un supuesto evento en el que participó su destacado pupilo.

Cómo era el primer submarino que describió Aristóteles hace 2.300 años y los que vinieron después
Pero la mayor parte de las referencias a las aventuras submarinas de Alejandro se elaboraron durante la Edad Media, ya sea en manuscritos o en obras pictóricas.


En algunos de esos relatos, la curiosidad del que fuera rey de Macedonia, Hegemón de Grecia, Faraón de Egipto y rey de Media y Persia fue la que lo empujó a explorar el fondo del océano.

En otros, fue más bien la estrategia militar y la necesidad de nuevas tácticas para conquistar territorios las que lo empujaron al fondo del mar.

¿Qué dicen algunos de estas leyendas?

LA CADENA Y LA AMANTE
Según una de esas versiones, el gran conquistador se sumergió en el agua en una campana de vidrio y se llevó consigo tres criaturas: un perro, un gato y un gallo.

Dicha campana estaba conectada a una cadena con la cual se sacaba a la superficie. Y Alejandro le confió dicha cadena a su amante más… ¿leal?

Debajo de la superficie de un océano lleno de peces, Alejandro Magno levanta los ojos hacia la pareja de arriba. Sentada en un bote, la amante de Alejandro y su nuevo pretendiente se miran el uno al otro y se toman de la mano.
Su amante tenía a la vez un pretendiente que la persuadió de que se fugase con él y arrojó la cadena al mar.

Con la cadena en el fondo del océano, Alejandro tuvo que idear su propio escape.

EL BARRIL DE VIDRIO
Entre los años 331 y 332 a. C., Alejandro Magno se las tuvo que ingeniar para entrar en la isla de Tiro-al sur del actual Líbano- fuertemente fortificada.

Después de que los tirios le negaran la entrada, el conquistador puso a la isla bajo sitio durante meses.
Alejandro se hizo famoso por sus conquistas.

Según algunos estudios, Alejandro ordenó a sus hombres construir una calzada de sedimentos para unir la isla al continente.

Sin embargo, una y otra vez los tirios repelían los ataques del ejército de Alejandro, quien se dio cuenta de que necesitaba una armada si quería penetrar las defensas de Tiro.

Finalmente, reunió una gran flota que logró entrar en la isla. Miles de tirios fueron ejecutados o vendidos como esclavos por atreverse a desafiarlo.

Pero según un manuscrito medieval, durante el sitio de Tiro, el gran general griego construyó un barril completamente hecho de vidrio, en el cual podría sumergirse por algún tiempo y regresar a la superficie completamente seco.

En esta ilustración medieval, Alejandro Magno aparece sumergido dentro de un barril de vidrio.
Según esa leyenda, Alejandro viajó en esa cámara sumergible entre su flota y habría quedado tan impresionado que ordenó la producción de esos barriles de vidrio para sus marineros durante el asedio a la isla.

Los hechos son un poco oscuros, pues provienen de versos apócrifos e ilustraciones antiguas.

Pero la idea de un recipiente invertido o campana que atrapara el aire debajo del agua y permitiera la exploración del lecho marino por su ocupante hasta que se acabara el oxígeno no fue una invención literaria: este sistema de campana sumergible fue utilizado durante siglos por pescadores de esponjas en el mar Egeo.

Otra cosa es que Alejandro, además de sus increíbles conquistas, haya sido también el primer explorador submarino de la historia. Pero, en cualquier caso, su leyenda nos dejó hermosos relatos e ilustraciones.

Alejandro Magno murió en Babilonia en junio del 323 a. C, con tan solo 32 años.

Y al igual que su vida, también su muerte está rodeada de cierta leyenda.

Algunos relatos sugieren que fue asesinado, posiblemente con veneno. Pero es más probable que haya contraído una fiebre mortal, probablemente malaria, después de años de batallas.

Redacción
BBC News Mundo

martes, 2 de octubre de 2018

¿FANTASMA?


 ESCALOFRIANTE REGISTRO: GUARDIA DE SEGURIDAD ASEGURA QUE VIO UN FANTASMA Y NADIE LE CREYÓ HASTA QUE LE MOSTRÓ A TODOS LA GRABACIÓN
Más de dos millones de personas han visto la publicación.

Jay Brown, un guardia estadounidense que trabaja en Chicago, vivió uno de los momentos más terroríficos de su vida luego de ver un fantasma mientras estaba de turno en la noche en un colegio.

Según consigna el "Daily Star" al otro día el hombre le contó lo sucedido a sus colegas, jefes, amigos y familias, pero nadie le creyó.

Aburrido de las burlas, decidió ir a pedir una copia de la grabación de las cámaras de seguridad y allí encontró el momento exacto de cuando vio el espectro.

Tras esto, en vez de ir a mostrárselo uno a uno a quienes se rieron de él, decidió que lo mejor era compartirlo en su perfil de Facebook. Esto permitió que el registro se convirtiera en viral.

En ella se ve como Brown está tranquilamente sentado en su puesto hasta que una especie de figura esférica blanca pasa cerca de su mesa, lo cual asusta al hombre.

Más de dos millones de personas han reproducido el video, creyéndole varios ahora al guardia. Eso sí, varios también dudan de la veracidad de la grabación, indicando que es falsa.


Por Christian Monzón
Publimetro